World Wide Web: LyonLabs, LLC and Barrett Lyon, licensed under CC BY-NC 4.0

Capítulo 21 Innovación, información y economía en red

Las innovaciones que mejoran nuestro bienestar son un sello distintivo del capitalismo. Aprovechar al máximo la creatividad y la inventiva humanas supone un desafío para las políticas públicas

A principios del presente siglo, Sudáfrica tenía una de las tasas más altas del mundo de personas que vivían con VIH: alrededor de cinco millones de sudafricanos, uno de cada diez habitantes, eran seropositivos. Y, sin embargo, en 1998, Bristol-Myers Squibb, Merck y otras 37 compañías farmacéuticas multinacionales demandaron al gobierno de Sudáfrica, tratando de evitar que importara medicamentos genéricos (sin marca), otros medicamentos antirretrovirales de bajo costo y otros tipos de tratamientos médicos contra el SIDA de todo el mundo.

Estallaron protestas callejeras en el país y tanto la Unión Europea como la Organización Mundial de la Salud anunciaron su apoyo a la posición del gobierno sudafricano. Al Gore, entonces vicepresidente de Estados Unidos, que representaba los intereses de las compañías farmacéuticas en las negociaciones con Sudáfrica, se enfrentó a activistas que gritaban: «¡La avaricia de Gore mata!». En septiembre de 1999, el gobierno estadounidense declaró que no impondría sanciones a los países pobres afectados por la epidemia del VIH, aunque esto implicara romper las leyes de patentes de Estados Unidos, siempre y cuando los países acataran los tratados internacionales sobre propiedad intelectual. Los gigantes farmacéuticos rechazaron esta propuesta y contrataron a un ejército de abogados expertos en propiedad intelectual, cerraron sus fábricas en Sudáfrica y cancelaron las inversiones que tenían previstas para este país.

Sin embargo, tres años después, tras gastar millones de dólares en litigios y después de haber incurrido en un costo aún mayor en términos de su imagen pública, las compañías se echaron para atrás (e incluso llegaron a pagar los costos en asesoramiento legal del gobierno sudafricano). Jean-Pierre Garnier, director ejecutivo de GlaxoSmithKline, telefoneó a Kofi Annan, entonces secretario general de las Naciones Unidas, para pedirle su ayuda con el objetivo de alcanzar un acuerdo con el presidente Thabo Mbeki, de Sudáfrica. «No somos insensibles a la opinión pública; es un factor en nuestra toma de decisiones», explicaría más tarde Garnier.1 2

Ya era demasiado tarde: el daño estaba hecho. «Ha sido un desastre de relaciones públicas para las empresas –comentó Hemant Shah, un analista del sector–. Gracias a lo que estas multinacionales han aprendido en Sudáfrica, la probabilidad de que una compañía farmacéutica demande a un país en desarrollo a causa de un medicamento que salva vidas es ahora extremadamente baja».

Lógicamente, los propietarios de las compañías farmacéuticas no pueden vender un tratamiento contra el SIDA a un precio inferior a lo que les costó fabricarlo y seguir en el negocio. Además, solo una pequeña parte de los proyectos de investigación que se desarrollan en el sector obtienen finalmente como resultado un producto comercializable (un estudio de 2016 estimó que la tasa de éxito del sector se situaba ligeramente por encima del 4%). Por lo tanto, las ventas de estos (pocos) productos exitosos deben cubrir los costos asociados a los (muchos) proyectos fallidos porque resulta imposible predecir qué proyectos de investigación tendrán éxito finalmente.

En este caso, las compañías farmacéuticas acudieron a los tribunales en Sudáfrica para proteger sus patentes. En la industria farmacéutica, el sistema de patentes le otorga a la empresa innovadora un monopolio durante un tiempo limitado, que le permite cobrar un precio muy superior al costo de producción del medicamento (a veces diez veces superior) durante los años de vigencia de la patente. Esta posibilidad de obtener grandes ganancias durante un tiempo proporciona un incentivo para que las compañías inviertan en investigación y desarrollo.

Al crear un monopolio impuesto por el gobierno, la protección de las patentes a menudo entra en conflicto con el objetivo igualmente importante de lograr que los bienes y servicios estén disponibles a su costo marginal (como se vio en el capítulo 7, un monopolista establecerá un precio por encima del costo marginal). Un precio alto, suficiente para cubrir el costo de investigación y desarrollo, incluidas las inversiones en proyectos fallidos, significa que muchos de los que podrían beneficiarse del acceso al medicamento no lo obtendrán. Este es un ejemplo de las pérdidas irrecuperables de eficiencia resultantes de los precios de monopolio estudiados en el capítulo 7.

Los conflictos entre objetivos opuestos –en este caso, la producción de nuevos conocimientos, por un lado, y su rápida difusión, por otro– son inevitables en la economía y, como veremos, resultan particularmente difíciles de resolver cuando se trata de objetivos relacionados con la innovación.

Y sin embargo, a veces, las nuevas tecnologías permiten resolver estos conflictos y llegar a resultados de beneficio mutuo.

Recordemos el problema de los pescadores y los compradores de pescado de Kerala que describimos al comienzo del capítulo 11. Los pescadores, al regresar al puerto para vender su captura diaria de sardinas a los pescaderos, a menudo descubren que hay exceso de oferta en el mercado. Como resultado, los precios son, en promedio, más altos para el consumidor y hay menores ingresos para los pescadores.3 4

Ahora bien, cuando los pescadores tienen teléfonos móviles, pueden comunicarse con los diferentes mercados pesqueros de la costa y así elegir los precios más altos de ese día. El teléfono móvil posibilita implementar la ley del precio único en los mercados de pescado de Kerala, beneficiando tanto a pescadores como a consumidores. Sin embargo, no todos se beneficiaron de esta nueva tecnología. Los teléfonos móviles aumentaron enormemente la competencia entre los vendedores, que eran los intermediarios entre pescadores y consumidores, porque un pescador podía negociar precios más altos antes de elegir en qué mercado entrar. Los distribuidores resultaron ser los perdedores debido a esta innovación.

ley del precio único
Entra en funcionamiento cuando un bien se comercializa al mismo precio por todos los compradores y vendedores. Si un bien se vendiera a diferentes precios en diferentes lugares, un comerciante podría comprarlo a bajo precio en un lugar y venderlo a un precio más alto en otro. Véase también: arbitraje.

El teléfono no tuvo los mismos efectos beneficiosos en otras partes del mundo. Por ejemplo, en Uttar Pradesh y Rajasthan (India), la falta de carreteras e instalaciones de almacenamiento impidió que los agricultores se beneficiaran de la información que podía brindar el teléfono sobre las diferencias de precios. Un pequeño agricultor en Allahabad, por ejemplo, lo explicaba diciendo que la información de precios que podía obtener en su teléfono no le valía para mucho porque «no había carreteras para ir hasta allí». En este caso, la innovación fue de poca utilidad debido a la falta de inversión pública en la infraestructura necesaria.

Del mismo modo, cuando los teléfonos móviles llegaron a Níger, en África Occidental, los agricultores carecían de los medios necesarios para el transporte de su caupí y otros cultivos hasta mercados alternativos, por lo que los comerciantes que transportaban la mercancía se acabaron quedando con gran parte del beneficio. Los pescadores no tuvieron este problema porque las embarcaciones utilizadas para capturar los peces también eran un medio de transporte, lo que les permitía elegir entre mercados.

En este capítulo mostraremos cómo los conceptos económicos pueden dar sentido a las políticas del gobierno sudafricano dirigidas a ampliar la disponibilidad de los tratamientos del SIDA, el conflicto que causaron y el diferente impacto que tuvo el teléfono móvil en los pescadores de Kerala y los agricultores en otros estados indios.

Para entender la innovación, hay que olvidarse de la imagen de un inventor excéntrico, que trabaja solo, creando mejores «inventos» con los que enriquecerse como recompensa al beneficio público que pueda proporcionar su inspiración. La innovación no es un evento aislado desencadenado por una chispa de genialidad. Al contrario:

Hablaremos de la innovación como un proceso y como un sistema en las próximas dos secciones.

Ejercicio 21.1 Patentes e innovación en la industria farmacéutica

  1. Según afirma Scherer en el video «Economistas en acción», ¿cuáles son las características clave del mercado farmacéutico que lo diferencian de otros mercados?
  2. Según el video, ¿qué evitó que el mismo medicamento estuviera disponible tanto en países de ingresos altos como bajos, y cómo se resolvió ese problema?

21.1 El proceso de innovación: invención y difusión

innovación
Proceso de invención y difusión considerado como un todo.
invención
Desarrollo de nuevos métodos de producción y nuevos productos.
difusión
Propagación de la invención por toda la economía. Véase también: brecha de difusión.
innovación de proceso
Innovación que permite que un bien o servicio se produzca a un costo menor que el de sus competidores.
innovación de producto
Innovación que produce un nuevo bien o servicio a un costo que atraerá a los compradores.
innovación radical
Innovaciones basadas en un amplio rango de conocimientos procedente de distintos sectores, que los recombinan para crear nuevos productos de características muy diferentes
innovación incremental
Innovación que mejora un producto o proceso ya existente de manera escalonada.

Comencemos con algunos conceptos nuevos. Usamos el término innovación para referirnos tanto al desarrollo de nuevos métodos de producción y nuevos productos (invención) como a la difusión de la invención por toda la economía (difusión). Una empresa innovadora puede producir un bien o servicio existente a un costo más bajo que sus competidores, o confeccionar un bien nuevo a un costo que atraerá a los compradores. El primer caso es lo que se conoce como innovación de proceso y el segundo como innovación de producto.

Invención e innovación

A veces el término descriptivo invención se reserva para avances trascendentales, pero aquí lo usamos para referirnos a:

Innovación radical

La innovación radical consiste en la introducción de una nueva tecnología o idea que no estaba disponible anteriormente. La invención de la iluminación incandescente (que produce luz mediante corriente eléctrica a través de un filamento) fue un avance importante respecto de la tecnología anterior (la luz producida por la combustión de petróleo o queroseno). El formato MP3 permitió que la música se comprimiera de forma que facilitara su almacenamiento y su transmisión a través de Internet, lo que supuso una mejora respecto al almacenamiento de música en CD o en discos de vinilo.

Innovación incremental

Es la mejora de un producto o proceso existente. Después de que Edison y Swan patentaran sus diseños de la bombilla incandescente en 1880 y comenzaran a trabajar juntos en 1883, todas las mejoras posteriores del filamento que genera la luz fueron innovaciones incrementales en el campo de la iluminación. Ya hemos visto la mejora gradual de la hiladora Jenny (hiladora con husos múltiples), uno de los principales inventos de la Revolución Industrial, que comenzó con solo ocho husos y llegó a operar con cientos de ellos.5 6

Muchos de los conceptos que resultan útiles para el estudio de la innovación ya se han introducido en capítulos anteriores: puede consultar la lista en la figura 21.1 y los encontrará nuevamente en este capítulo. Antes de continuar, asegúrese de comprender estos conceptos.

Conceptos Visto previamente en los capítulos
Rentas de innovación 1, 2
Externalidades y bienes públicos 4, 12
Interacciones estratégicas 4, 5, 6
Derechos de propiedad, incluyendo DPI 1, 2, 5, 12
Economías de escala 7
Complementos y sustitutos 7, 16
Ganancias mutuas y conflictos sobre su distribución 5
Destrucción creativa 2, 16
Instituciones y normas sociales 4, 5, 16

Conceptos relevantes para la innovación que ya se han estudiado.

Figura 21.1 Conceptos relevantes para la innovación que ya se han estudiado.

rentas de innovación
Ganancias por sobre el costo de oportunidad del capital que un innovador recibe por introducir una nueva tecnología, forma organizacional o estrategia de marketing. También conocidas como: rentas schumpeterianas.

Recuerde que, como vimos en el capítulo 2, al precio vigente, una empresa que introduce una invención exitosa en el mercado obtiene unas ganancias superiores a las ganancias que consiguen otras empresas que se conocen como rentas de innovación. En la figura 21.2, los costos de investigación, desarrollo e implementación asociados al desarrollo de una innovación se muestran junto con las rentas temporales de innovación de una invención exitosa (ganancias superiores al costo de oportunidad del capital).

Difusión

La perspectiva de obtener estas rentas de innovación induce a otros a tratar de copiar la invención. Si tienen éxito, al final consiguen que las rentas temporales del innovador desaparezcan como resultado de la competencia. El resultado de este proceso de copia es que, al final, el innovador inicial volverá a obtener beneficios que tan solo cubran el costo de oportunidad del capital, por lo que el beneficio económico volverá a cero.

Quienes no innovan ni copian, también tienen un incentivo para adoptar las innovaciones, porque la bajada de precios resultante de la adopción generalizada de nuevos métodos implica que quedarse con la tecnología anterior llevará inevitablemente a la bancarrota. Una empresa que no innova tendrá beneficios económicos negativos, lo que significa que sus ingresos no cubren el costo de oportunidad del capital. Esta combinación de zanahoria y palo, es decir, de incentivos positivos (rentas de la innovación) y negativos (amenaza de quiebra si no se adoptan las innovaciones) ha resultado ser una fuerza poderosa a la hora de reducir la cantidad de trabajo necesario para producir bienes y servicios, lo que ha elevado nuestro nivel de vida.

Costos y rentas asociados a la innovación.

Figura 21.2 Costos y rentas asociados a la innovación.

tecnologías de uso general
Avances tecnológicos que pueden aplicarse a muchos sectores e impulsar innovaciones posteriores. Las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y la electricidad son dos ejemplos típicos.

Aunque a lo largo de la historia de la humanidad haya habido infinidad de inventos, la aceleración del proceso de innovación comenzó en Inglaterra alrededor de 1750 (como vimos en el capítulo 2), cuando se introdujeron unas cuantas tecnologías nuevas fundamentales en los sectores textil, de la energía y del transporte. Este proceso continuó tras la Revolución Industrial. Las tecnologías nuevas importantes con aplicaciones en muchas industrias, como pueden ser la máquina de vapor, la electricidad y el transporte (canales, ferrocarriles, automóviles, aviones) se conocen como tecnologías de uso general.

El economista William Nordhaus, cuyo análisis de la tasa de descuento aplicado a los problemas medioambientales vimos en el capítulo 20, ha estimado la velocidad de cálculo computacional usando un índice que tiene un valor de 1 para la velocidad de un cálculo hecho a mano (como dividir un número entre otro). Por ejemplo, en 1920, un maestro de ábaco japonés podía realizar cálculos 4,5 veces más rápido que una persona matemáti­camente competente que realizara el mismo cálculo a mano. Esta diferencia probablemente haya sido constante durante muchos siglos, porque el ábaco es un antiguo dispositivo computacional.

Ahora bien, en algún momento alrededor de 1940, la velocidad computacional despegó. El IBM 1130 presentado en 1965 era 4520 veces más rápido que el cálculo manual (y, como se puede ver, estaba por debajo de la línea de ajuste óptimo para los datos desde 1920).

Innovación en potencia de cálculo: índice de velocidad de computación. Los ejemplos concretos se muestran en color y etiquetados.

Figura 21.3 Innovación en potencia de cálculo: índice de velocidad de computación. Los ejemplos concretos se muestran en color y etiquetados.

William D. Nordhaus. 2007. ‘Two Centuries of Productivity Growth in Computing’. The Journal of Economic History 67 (01), Índice actualizado a 2010.

La entrada más reciente en la figura 21.3, el superordenador SiCortex, realiza más de mil millones de cálculos por segundo. Es más de mil billones de veces (cuente los ceros) más rápido que usted, y está muy por encima de la línea de ajuste óptimo para los datos desde 1920, por lo que no hay indicios de que el proceso se esté desacelerando.

Pero, como muestra el recuadro «Cuando los economistas no están de acuerdo», los ingenieros y los economistas no están de acuerdo sobre si las mejoras en computación o cualquier otra tecnología continuarán al ritmo que muestra la tabla de Nordhaus o regresarán al ritmo de mejora más pausado que ha prevalecido durante la mayor parte de la historia de la humanidad.7

La línea escalonada en la figura 21.2 ilustra una teoría simple de la innovación y la difusión del progreso técnico. Este gráfico aclara la interrelación de las rentas, los costos y el proceso de copia de la innovación desde el punto de vista de una empresa o individuo que desea desarrollar un nuevo producto o proceso.

sistema de innovación
Relaciones entre empresas privadas, gobiernos, instituciones educativas, científicos individuales y otros actores involucrados en la invención, modificación y difusión de nuevas tecnologías, y la forma en que estas interacciones sociales se rigen por una combinación de leyes, políticas, conocimiento y normas sociales vigentes.

Para comprender este proceso, necesitamos saber cómo se inventa en realidad, cómo se deciden los costos y las rentas y cuándo tiene lugar el proceso de copia. Para hacer esto, tenemos que ir más allá del punto de vista de la empresa individual y pensar en la innovación como el resultado de las interacciones entre empresas, gobierno, instituciones educativas y muchos otros actores que forman el llamado sistema de innovación.

Cuando los economistas no están de acuerdo ¿El final de la revolución tecnológica permanente?

Comenzamos el capítulo 1 con la Revolución Industrial, la revolución capitalista y los palos de hockey de la historia del rápido progreso tecnológico. En el capítulo 2, explicamos cómo estos avances se tradujeron en mejoras en el bienestar. Y acabamos de ver la elevada (y posiblemente incluso acelerada) tasa de avance técnico en computación.

En el capítulo 16, estudiamos la tendencia a largo plazo de que la economía produzca más servicios que bienes. Si la productividad de los servicios crece más lentamente que la productividad manufacturera, el desplazamiento general de la economía de la producción de bienes a la de servicios reduce el crecimiento de la productividad general de la economía.

¿Limitará esto la capacidad del progreso tecnológico de aumentar la productividad laboral al ritmo que se ha venido produciendo desde la Revolución Industrial y especialmente durante la edad de oro del capitalismo? Parece apropiado comenzar este capítulo estudiando el desacuerdo actual entre los economistas en torno a si la revolución tecnológica «permanente» está llegando a su fin.

Tasa de crecimiento de la productividad a largo plazo (1400–2013).

Figura 21.4 Tasa de crecimiento de la productividad a largo plazo (1400–2013).

Jutta Bolt y Jan Juiten van Zanden. 2013. ‘The First Update of the Maddison Project Re-Estimating Growth Before 1820’. Documento de trabajo del Proyecto Maddison WP–4, enero; Stephen Broadberry. 2013. ‘Accounting for the Great Divergence’. London School of Economics and Political Science. The Conference Board. 2015. Total Economy Database

La figura 21.4 muestra los mejores datos disponibles sobre el avance de la productividad del trabajo en el Reino Unido desde 1400, y también para Estados Unidos en el periodo en el que este país ha sido el líder tecnológico mundial. Robert Gordon, un economista especializado en productividad y crecimiento, ha escrito extensamente sobre el crecimiento de la productividad y sus efectos, particularmente en el primer capítulo de su libro, The Rise and Fall of American Growth. Gordon también señala la desaceleración en las tasas de crecimiento de la productividad al final del periodo que se muestra en el gráfico.

Gordon cree que la época de crecimiento rápido de la primera mitad del siglo xx terminó hace mucho tiempo y, en adelante, nos espera un crecimiento más lento. Por el contrario, Erik Brynjolfsson y Andrew McAfee, ambos también economistas, opinan que la tecnología digital está abriendo una «segunda era de la máquina». En un video emitido por Swiss National Television y en su segunda parte, estos autores explican sus puntos de vista.

Ejercicio 21.2 La revolución tecnológica permanente

Utilice todas las fuentes anteriores, así como el artículo de Thomas Edsall en el New York Times titulado ‘Boom or Gloom’ y el artículo de Lee Koromvokis publicado en la web del programa Newshour de PBS titulado ‘Are the best days of the U.S. economy over?’ para responder las siguientes preguntas:

  1. Según Gordon, Brynjolfsson y McAfee, ¿qué otros factores, además de la innovación tecnológica, afectan la tasa de crecimiento del PIB per cápita? ¿Por qué podrían las innovaciones actuales tardar tanto tiempo en incidir en la tasa de crecimiento de la economía?
  2. ¿Qué tan bien cree que el crecimiento del PIB per cápita mide el efecto de la innovación? Sugiera formas alternativas de medir los efectos de la innovación.
  3. Según Brynjolfsson y McAfee, ¿cómo afectará el progreso tecnológico la desigualdad? Use los datos y modelos de los capítulos 16 y 19 para analizar si está de acuerdo con el análisis de Brynjolfsson y McAfee sobre la relación entre el progreso tecnológico y la desigualdad.
  4. En este capítulo analizamos cómo las políticas y las instituciones pueden contribuir al proceso de innovación. ¿De qué manera pueden las políticas e instituciones ayudar a la economía a adaptarse a los efectos de la innovación?

Pregunta 21.1 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

¿Cuál de las siguientes afirmaciones sobre innovación es correcta?

  • Una innovación es el desarrollo de nuevos métodos de producción y nuevos productos. La difusión de estos no es innovación.
  • Un caso en el que una empresa produce un bien o servicio a un costo menor que sus competidores se considera como innovación de producto.
  • Se produce una innovación de proceso cuando una empresa produce un bien nuevo a un costo que atraerá a los compradores.
  • La innovación comprende tanto la invención como la difusión.
  • La propagación de la invención, conocida como difusión, también es parte de la innovación.
  • Esto es una innovación de proceso.
  • Esta es una innovación de producto.
  • Esta es la definición de innovación.

21.2 Sistemas de innovación

Las actividades innovadoras no se distribuyen uniformemente ni en el mundo ni en el territorio de cada país. Piense en la zona del norte de California conocida como Silicon Valley, que antaño era una región agrícola y tranquila, centrada en el Valle de Santa Clara. Silicon Valley se ganó su apodo cuando se trasladaron allí empresas especializadas en el diseño de computadoras y semiconductores, a las que se unieron más tarde compañías innovadoras del sector de la biotecnología. En 2010, en el área correspondiente a un único código postal de EE.UU. (el 95054), situada en el centro de Silicon Valley, se registraron 20 000 patentes. Si esta pequeña área de 16,2 km² fuera un país, ocuparía el puesto número 17 de la clasificación mundial por número de patentes.8

conocimiento codificado
Conocimiento que puede escribirse en una forma que permita que otros lo entiendan y lo reproduzcan, como la fórmula química de un medicamento. Véase también: conocimiento tácito.
conocimiento tácito
Conocimiento formado por juicios, saber hacer y otras habilidades de quienes participan en el proceso de innovación. Tipo de conocimiento que no se puede escribir con precisión. Véase también: conocimiento codificado.

El flujo de patentes de Silicon Valley es una medida de su producción del denominado conocimiento codificado, es decir, del conocimiento que se puede registrar por escrito. Pero la realidad es que gran parte del conocimiento que se produce no se puede anotar o codificar. Al menos, no con exactitud. Este conocimiento no codificable se denomina conocimiento tácito.

La diferencia entre el conocimiento codificado y el tácito se puede ilustrar con el siguiente ejemplo: una receta para un pastel se puede escribir, ya que se trata de un conocimiento codificado. Ahora bien, el hecho de poder leer y seguir correctamente esta receta no basta para convertirse en un gran cocinero. Por otro lado, el conocimiento tácito que tienen los grandes chefs no es algo que se pueda poner por escrito fácilmente.

La importancia del conocimiento tácito se observa también en la destruc­ción y el resurgimiento de la industria química alemana. Después de la Primera Guerra Mundial y nuevamente después de la Segunda Guerra Mundial, las empresas químicas alemanas se vieron obligadas a desmontar sus fábricas en el país y se les expropiaron sus plantas de Estados Unidos y el Reino Unido. Todo lo que quedó de ellas en Alemania fueron sus trabajadores.

Si se pudieran codificar todos los conocimientos necesarios para construir una industria química moderna, no habría ninguna razón particular por la que Alemania hubiera reanudado su liderazgo en este campo. Cualquier país con una fuerza laboral significativa con conocimientos científicos y de ingeniería podría haber creado el sector químico utilizando el conocimiento codificado disponible, igual que cualquier cocinero siguiendo una receta. Pero las empresas alemanas, utilizando su conocimiento tácito y su experiencia, lograron recuperar su posición dominante en los mercados.

El caso de Silicon Valley es también famoso, tanto por su conocimiento tácito como por su conocimiento codificado patentado. La extraordinaria concentración territorial de negocios innovadores en Silicon Valley refleja la importancia de las externalidades y los bienes públicos en la producción y aplicación de nuevas tecnologías. Las dos palabras «Silicon Valley» ya no se asocian únicamente con un lugar. Ahora representan también una forma particular de generar innovaciones. Silicon Valley se asocia a un sistema de innovación particular.

Además de las instituciones legales que protegen el conocimiento codificable y regulan la facilidad con que pueden moverse de una empresa a otra las personas con grandes conocimientos tácitos, un sistema de innovación incluye instituciones financieras tales como fondos de capital riesgo, bancos o empresas con una orientación tecnológica que financian proyectos cuyo objetivo es comercializar innovaciones.

Los países cuentan con sistemas de innovación propios distintos entre sí, que por lo general evolucionan junto con las industrias en las que se especia­lizan. Por ejemplo, la innovación radical es más prevalente en Estados Unidos, donde la mano de obra puede moverse fácilmente entre empresas y los fondos de capital riesgo están bien desarrollados, mientras que la innovación incremental es más frecuente en Alemania, donde los vínculos entre los trabajadores y las empresas son más fuertes y la financiación proviene principalmente de fondos propios y bancos, y no tanto del capital riesgo.

contrato de no competencia
Contrato laboral que contiene una disposición o acuerdo explícito en virtud del cual el trabajador no puede dejar su empleo para irse a trabajar para un competidor. Esto puede reducir la opción de reserva del trabajador, reduciéndose así el salario que el empleador tiene que pagarle.

Incluso dentro de Estados Unidos, Silicon Valley es un caso poco habitual. Durante la década de 1960, la región de Silicon Valley era una ubicación de importancia menor, en lo que a desarrollo tecnológico se refiere, frente al liderazgo de la Ruta 128, una aglomeración urbana cerca de Boston, Massachusetts, que se benefició de la proximidad a Harvard y el MIT. No obstante, la Ruta 128 difería de Silicon Valley en aspectos importantes, como el uso de contratos de no competencia (que prohibían a cualquier persona que abandonara una empresa, trabajar posteriormente para la competencia) como una forma de proteger la información que producían las empresas:

El sistema de innovación de Silicon Valley

¿Por qué se concentran tantas innovaciones en Silicon Valley? En esta región, las instituciones y el sistema de incentivos se refuerzan mutuamente hasta generar lo que se conoce como un clúster de innovación radical. El modelo de Silicon Valley se basa en la interacción entre empresarios, inversores y trabajadores con gran movilidad entre empresas, todos ellos dentro de un área geográfica pequeña, y que cuentan con el apoyo del gobierno y las instituciones educativas.9 10

Los principales elementos y características del sistema de innovación de Silicon Valley son:

  1. Empresas innovadoras: la mayor parte de la innovación tiene lugar en el seno de las empresas especializadas en la producción de nuevos métodos o productos (startups o empresas emergentes) en vez de en las empresas existentes dedicadas a la producción de bienes y servicios.
  2. Otras instituciones innovadoras: desde principios del siglo xx, dos universidades, una pública (Universidad de California en Berkeley) y la otra privada (Universidad de Stanford), colaboran estrechamente con las empresas de Silicon Valley para comercializar las innovaciones. En 1951 se estableció un parque industrial en Stanford, con la participación de grandes corporaciones como General Electric, IBM y Hewlett Packard. La universidad y los laboratorios de I+D, tanto públicos como privados (entre ellos el centro de I+D de Walmart, el gigante minorista), tienen fuerte presencia en Valley.
  3. Sector público: durante los años previos a la Segunda Guerra Mundial, el gobierno financió investigaciones con fines militares en temas de electrónica y física de alta energía en universidades y empresas privadas de la región. Posteriormente, durante la Guerra Fría (desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la década de 1990), esta pauta continuó con la presencia de Lockheed Missiles and Space, el mayor empleador de Valley. Un cambio en la legislación en 1980 (la llamada Ley Bayh-Dole) permitió a las universidades obtener la propiedad de los frutos de su trabajo y comercializar sus innovaciones, incluso en aquellos casos en los que el gobierno federal hubiera ayudado a financiarlas. Esta nueva ley incentivó la inclusión de inversores privados en las redes de innovación.
  4. Normas sociales: en Silicon Valley existe una fuerte cultura de emprendimiento en serie, basada en unas normas sociales generalmente aceptadas que fomentan la incursión en actividades arriesgadas, pero también generadoras de un elevado rendimiento. Hay quienes creen que esta cultura tiene su origen en los buscadores de oro que inundaron California durante el siglo xix. Según estas normas, está socialmente aceptado que los innovadores que fracasen en sus empresas puedan volver a intentarlo con una nueva idea de negocio. Las altas tasas de fracaso de las empresas, junto con otras razones que fomentan la movilidad de los empleados entre compañías, inciden en la difusión de conocimientos tácitos de unas empresas a otras. Algunos estudios han llegado a la conclusión de que este intercambio involuntario de información entre las empresas fue clave para el éxito de Silicon Valley.
  5. Finanzas: en las etapas iniciales del negocio, los emprendedores suelen buscar financiación presentando su proyecto a empresas de capital riesgo. Cuando estos inversores deciden invertir, generalmente adquieren una participación sustancial en el negocio durante un periodo de 12 a 18 meses, lo que genera fuertes incentivos para que las startups crezcan rápidamente. Si tienen éxito, el inversor de capital riesgo puede salir habiendo obtenido una alta tasa de beneficio. En definitiva, el modelo de financiación para startups consiste en un ciclo acelerado que comienza con el lanzamiento de una nueva idea comercial y su presentación a inversores, continúa con la contratación de empleados clave (a menudo con esquemas de remuneración vinculados al valor que tendrá la empresa cuando se venda), crecimiento de mercado y búsqueda de más financiación. Tanto los fundadores como los inversores y los empleados entienden que es altamente probable que el negocio fracase. Aun así, las firmas de capital riesgo terminan obteniendo beneficios, dado que las (pocas) empresas exitosas producen unos rendimientos tan elevados que compensan las pérdidas provocadas por las (muchas) inversiones fallidas.

El sistema de innovación alemán

En Estados Unidos predomina la innovación de carácter radical, ya que se concentra en industrias cuyas patentes citan un gran número de artículos científicos. Frente a este modelo, en Alemania las exitosas industrias exportadoras se centran en la innovación incremental, donde las patentes son mucho menos profusas en citas científicas y el conocimiento tácito es más importante. Al igual que sucede en Silicon Valley, la innovación alemana también se concentra geográficamente, con centros alrededor de Munich y Stuttgart, en el suroeste del país. Si bien las redes también son cruciales para el sistema de innovación alemán, funcionan de manera diferente a las de Silicon Valley.

Las principales características del sistema de innovación alemán son:

Lea la introducción a: Peter A Hall y David Soskice. 2001. Varieties of Capitalism: The Institutional Foundations of Comparative Advantage. Nueva York, NY: Oxford University Press.

  1. Empresas innovadoras: en Alemania, la innovación incremental tiene lugar en empresas medianas y grandes con larga trayectoria. Además, se basa en vínculos duraderos que conectan a empleadores y trabajadores, a empre­sas y bancos, y a unas empresas con otras, vinculadas por relaciones productivas, así como relaciones de propiedad y control. En este sistema de innovación, las empresas deben hacer frente a muchos problemas de coordinación y, para tener éxito en la introducción de nuevas tecnologías, resuelven esos problemas mediante relaciones cooperativas y competitivas con empleados, con otras empresas y con los bancos.
  2. Sector público: el gobierno apoya la formación de trabajadores altamente cualificados a través de un sistema de aprendizaje subvencionado por el Estado y supervisado por las asociaciones industriales. Este sistema reduce los costos de capacitación para las empresas y garantiza una formación de gran calidad. Los aprendices contribuyen aceptando bajos salarios durante su formación. Además, las grandes empresas están obligadas a contar con órganos electos de representación de los trabajadores en las negociaciones con los gerentes, que contribuyen a idear formas de maximizar todos los posibles beneficios y distribuirlos de un modo que resulte aceptable para todos.
  3. Innovadores: el desarrollo de innovaciones de proceso y de producto requiere la participación de trabajadores altamente cualificados. En el sistema alemán, cuando los aprendices comienzan su proceso de formación y pasantías, ya cuentan con la seguridad de que al final de este proceso accederán a un empleo estable y muy bien remunerado. Asimismo, los trabajadores que participen en el desarrollo de innovaciones que podrían generar recortes de empleo necesitan garantías de que no perderán sus puestos de trabajo. Para lograr estas condiciones, el sistema de formación profesional alemán ofrece diferentes soluciones. Como se vio anteriormente, el gobierno subvenciona y certifica el aprendizaje de alta calidad. Esto asegura a los aprendices que su formación será reconocida fuera de la empresa, mejorando su posición de reserva en caso de que su puesto de trabajo desaparezca y ayudando a garantizar salarios altos mientras se mantenga el puesto.
  4. Normas sociales: la innovación incremental (por ejemplo, en la industria automotriz) requiere que los estándares de la industria faciliten la transferencia de tecnología. Además, el modelo de transferencia de tecnología de Silicon Valley, motivado principalmente por el traslado de trabajadores de una empresa a otra, es mucho menos común en el sistema alemán, en el que los contratos laborales son a largo plazo. En este sentido, la propiedad cruzada entre empresas y las relaciones a largo plazo son esenciales para facilitar la transferencia de tecnología en este sistema de innovación. De modo similar, existen normas de competencia leal, muy respetadas por empresas altamente competitivas, que garantizan que no se sonsaquen entre sí a los trabajadores.
  5. Finanzas: el sistema de propiedad de las grandes empresas alemanas difiere notablemente del estadounidense o el británico. Las adquisiciones de empresas son más fáciles en Estados Unidos o en el Reino Unido, y permiten cambios rápidos en el uso de los activos de las empresas. En Alemania, la propiedad del capital está mucho más concentrada y, por tanto, es casi imposible que se produzcan adquisiciones hostiles, es decir, compras de empresas sin la aprobación de sus administradores. Esto posibilita la colaboración estable entre empresas para el desarrollo de tecnologías, y el mantenimiento de estándares sectoriales. La financiación de la innovación en Alemania proviene principalmente de fuentes a largo plazo: beneficios no distribuidos a los accionistas y préstamos bancarios. Este tipo de financiación da tranquilidad a quienes invierten en la adquisición de habilidades específicas para la empresa, así como a las personas que invierten en desarrollos tecnológicos relacionados.

La figura 21.5 compara los dos sistemas. Ambos cosechan muchos éxitos, pero de maneras diferentes. Las empresas de Silicon Valley dominan las tecnologías digitales importantes (TIC) asociadas con las últimas tecnologías de uso general, mientras que las empresas alemanas que componen su característico sistema de innovación se las han ingeniado para mantener un nivel mucho más alto de puestos de trabajo industriales bien pagados –pese a la feroz competencia mundial en este ámbito–, comparados con Estados Unidos o cualquier otro país fuera del este de Asia.

  Silicon Valley Sistema de innovación alemán
Innovación Radical codificada, especialmente en TIC Tácita incremental, especialmente en bienes de capital y equipos de transporte
Empresas innovadoras Especialistas en innovación emprendedora Empresas establecidas, industriales o de otros sectores
Sector público Contratos militares, educación superior Subsidios para la formación de empleados
Innovadores Ingenieros, científicos, universidades Trabajadores cualificados e ingenieros
Normas sociales Competitivas, que conllevan riesgos Colaborativas, distribución de riesgos
Finanzas Capital riesgo Préstamos bancarios, ganancias retenidas
Derechos de propiedad Patentes tienen más importancia Formas de protección sin patentes tienen más importancia

Dos sistemas de innovación: Silicon Valley y Alemania.

Figura 21.5 Dos sistemas de innovación: Silicon Valley y Alemania.

La economía de los sistemas de innovación

Una innovación exitosa puede contribuir al aumento del nivel de vida de la población al ampliar el conjunto de productos disponibles para los consumidores y/o reducir los precios de los productos existentes. Sin embargo, muchas sociedades no logran generar suficientes innovaciones.

Comparemos la cantidad de innovaciones generadas en las economías capitalistas con la de las economías de planificación centralizada de la Unión Soviética y sus aliados durante el siglo xx. En una lista de 111 grandes innovaciones no militares de productos y procesos para el periodo entre 1917 y 1998, solo una (el caucho sintético) provenía de países del bloque soviético. Diferentes estudios muestran que un factor importante que contribuyó al colapso de las economías planificadas soviéticas fue la incapacidad del Partido Comunista de generar innovación suficiente en bienes de consumo, lo que erosionó su legitimidad.11

Los sistemas de innovación capitalista en Silicon Valley y Alemania presen­tan dos características comunes que han sido fundamentales para su éxito:

No obstante, el proceso de innovación es un desafío importante para las políticas públicas. De hecho, otros territorios no han logrado replicar con éxito los modelos de sistemas de innovación característicos de Silicon Valley o de Alemania. En las siguientes tres secciones, exploraremos tres aspectos característicos de la invención y la difusión que explican estos desafíos.

externalidad
Efecto positivo o negativo de una producción, consumo u otra decisión económica sobre otra persona o personas, que no se especifica como un beneficio o responsabilidad en un contrato. Se llama externalidad o efecto externo porque el efecto en cuestión está fuera del contrato. También conocido como: efecto externo. Véase también: contrato incompleto, fallo de mercado, beneficio externo, costo externo.
bien público
Bien cuyo uso por parte de una persona no reduce su disponibilidad para los demás. También conocido como: bien no rival. Ver también: bien público no excluible, bien artificialmente escaso.
economías de escala
Se producen cuando, por ejemplo, duplicamos los insumos introducidos en un proceso productivo y la producción resultante crece más del doble. La forma de la curva de costo medio a largo plazo de una empresa depende tanto de los rendimientos de escala en la producción como del efecto de esa escala sobre los precios que la empresa paga por sus insumos. También se usa el término: rendimientos crecientes a escala. Ver también: deseconomías de escala.

Estos aspectos son:

Recuerde que ya vimos en el capítulo 12 que estas tres características son fuentes de fallos de mercado. Si se deja que sea solo el mercado quien regule el proceso de innovación, se tenderá a llegar a un resultado ineficiente. Además, estos tres aspectos del proceso de innovación plantean desafíos para los gobiernos que buscan abordar estos fallos de mercado. Esto se debe a que los gobiernos podrían carecer de la información (o la motivación) necesaria para desarrollar políticas apropiadas.

Comenzaremos abordando el problema de las externalidades y el problema de la coordinación entre innovadores. Para ello, plantearemos un modelo simplificado de dos empresas que consideran invertir en innovación y un gobierno que puede ayudar en este proceso.

Ejercicio 21.3 Comparación de sistemas de innovación

En esta unidad, comparamos los sistemas de innovación de Silicon Valley y Alemania.

¿Cuál de estos dos sistemas cree que sería más probable que se introdujera y tuviera éxito en el país o región donde vive usted ahora? ¿Por qué sí o por qué no? (Si está en Alemania, ¿funcionaría allí el sistema de Silicon Valley? Si está en California, ¿funcionaría allí el sistema alemán?)

Pregunta 21.2 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta con respecto a los sistemas de innovación de Silicon Valley y Alemania?

  • El sistema de innovación de Silicon Valley se considera mucho más exitoso que el sistema de innovación alemán.
  • Tanto el sistema de innovación de Silicon Valley como el alemán dependen de las universidades para proporcionar graduados altamente cualificados y, por lo tanto, altamente remunerados.
  • Los éxitos de los sistemas de innovación de Silicon Valley y de Alemania se deben a las interrelaciones entre todos los actores (propietarios, empleados, gobiernos y financieros) que promueven la innovación.
  • Tanto los sistemas de innovación de Silicon Valley como los de Alemania se benefician de un alto nivel de financiación por parte del capital riesgo, cuya alta tolerancia al fracaso empresarial sustenta una cultura de emprendimiento.
  • Los dos sistemas, aunque muy diferentes, se consideran muy exitosos. Las empresas con sede en Silicon Valley dominan importantes TIC, mientras que las empresas alemanas han logrado mantener un nivel mucho más alto de empleos industriales bien remunerados, a pesar de la competencia global.
  • Si bien esta afirmación es cierta para Silicon Valley, las empresas capacitan a los trabajadores en Alemania a través de aprendizajes de varios años durante los que pagan salarios bajos a los trabajadores en prácticas.
  • Como se explica en el texto.
  • La financiación de la innovación en Alemania proviene de ganancias retenidas y préstamos bancarios, lo que permite la inversión en habilidades más específicas de cada industria.

21.3 Externalidades: complementos, sustitutos y coordinación

Las innovaciones desarrolladas por una empresa a menudo influyen en las decisiones y los resultados de innovación de otras empresas. Piense en un modelo con dos empresas, en el que cada una considera llevar a cabo determinadas innovaciones que, a su vez, pueden ser:

innovaciones complementarias
Dos bienes para los cuales un aumento en el precio de uno lleva a una disminución en la cantidad demandada del otro. Véase también: innovaciones sustitutivas.
innovaciones sustitutivas
Dos bienes para los cuales un aumento en el precio de uno lleva a un aumento en la cantidad demandada del otro. Véase también: innovaciones complementarias.

En ausencia de políticas gubernamentales explícitas o medios privados de coordinación entre empresas, los desafíos que plantean las innovaciones complementarias y las innovaciones sustitutivas son diferentes:

Podemos utilizar la teoría de juegos para comprender cómo interactúan desde lo estratégico dos empresas potencialmente innovadoras y mostrar por qué surgen estos problemas y por qué pueden ser difíciles de resolver. (Véase la introducción a la teoría de juegos en el capítulo 4).

Innovaciones complementarias

Consideremos dos empresas hipotéticas, Plugcar, que está evaluando la posibilidad de desarrollar un nuevo automóvil eléctrico, y Netflex, que está sopesando las probables ganancias y costos de invertir en una red móvil de intercambio de baterías. Como se mencionó anteriormente, la presencia de Netflex hace que la actividad de Plugcar sea más valiosa y viceversa, por lo que ambas son complementarias. Tomarán sus decisiones (Innovar o No innovar) de forma independiente, pero las ganancias y pérdidas que resultarán en cada uno de los cuatro resultados posibles son interdepen­dientes. Estos resultados se representan en la siguiente matriz de recompensas. Las decisiones de Plugcar se representan en las filas, y sus pagos son los primeros números que aparecen en cada celda; en las columnas se presentan las opciones de Netflex y sus pagos son los segundos números de cada celda. Los números positivos son ganancias para la compañía, mientras que los números negativos son pérdidas.

La decisión de innovar cuando los productos son complementarios.

Figura 21.6 La decisión de innovar cuando los productos son complementarios.

Comience con el jugador de fila

Comience con el jugador de fila y pregunte: «¿Cuál sería la mejor respuesta a la decisión del jugador de columna de innovar?»

Figura 21.6a Comience con el jugador de fila y pregunte: «¿Cuál sería la mejor respuesta a la decisión del jugador de columna de innovar?»

La mejor respuesta

La mejor respuesta sería Innovar, ya que la recompensa es 1 en lugar de 0. Coloque un punto en la celda superior izquierda.

Figura 21.6b La mejor respuesta sería Innovar, ya que la recompensa es 1 en lugar de 0. Coloque un punto en la celda superior izquierda.

La respuesta del jugador de fila

Luego, pregunte cuál sería la mejor respuesta del jugador de fila ante la elección del jugador de columna de No innovar: la respuesta es No innovar. Coloque un punto en la celda inferior derecha.

Figura 21.6c Luego, pregunte cuál sería la mejor respuesta del jugador de fila ante la elección del jugador de columna de No innovar: la respuesta es No innovar. Coloque un punto en la celda inferior derecha.

El razonamiento del jugador de columna

Ahora pase al jugador de columna. ¿Cuál sería la mejor respuesta a la estrategia de Innovar del jugador de fila? La respuesta es Innovar. Coloque un círculo abierto en la celda superior izquierda; ahora habrá un punto dentro de un círculo en esa celda.

Figura 21.6d Ahora pase al jugador de columna. ¿Cuál sería la mejor respuesta a la estrategia de Innovar del jugador de fila? La respuesta es Innovar. Coloque un círculo abierto en la celda superior izquierda; ahora habrá un punto dentro de un círculo en esa celda.

La respuesta del jugador de columna

Haga lo mismo para la respuesta del jugador de columna a la estrategia del jugador de fila de No innovar. Ahora hay un punto dentro de un círculo en la celda inferior derecha también.

Figura 21.6e Haga lo mismo para la respuesta del jugador de columna a la estrategia del jugador de fila de No innovar. Ahora hay un punto dentro de un círculo en la celda inferior derecha también.

Encontrar los equilibrios de Nash

Dondequiera que haya un punto dentro de un círculo en una celda, estamos ante un equilibrio de Nash, porque cada jugador está optando por su mejor respuesta a lo que hace el otro.

Figura 21.6f Dondequiera que haya un punto dentro de un círculo en una celda, estamos ante un equilibrio de Nash, porque cada jugador está optando por su mejor respuesta a lo que hace el otro.

Suponga que usted es Plugcar. Si no innova, obtendrá cero, independientemente de lo que haga Netflex. Si supiera que Netflex no iba a presentar su producto, seguramente no desarrollaría el Plugcar. ¿Pero qué pasa si Netflex presenta su producto? Si usted innova, obtendrá ganancias de 1. Aunque también puede incurrir en pérdidas de 0,5 si Netflex no innova.

A menos que esté seguro de que Netflex va a innovar, es muy probable que acabe decidiendo invertir sus fondos de otra manera. Si Netflex razonara de la misma manera, entonces podría ser que ninguna de las dos empresas llegara a innovar, aunque ambas se hubieran beneficiado de hacerlo.

Innovaciones sustitutivas

Cuando dos innovaciones son sustitutivas, tenemos el problema opuesto. Un buen ejemplo es la guerra de formatos de video durante la década de 1980 entre dos estándares competidores, VHS («video home system» desarrollado por Victor Company of Japan (JVC)) y el formato Betamax de Sony. Como se dijo anteriormente, los videos que usan un formato no se podían reproducir en máquinas diseñadas para reproducir el otro, por lo que ambas compañías buscaban que su formato fuera el más aceptado por los consumidores.

Consideremos dos empresas hipotéticas basándonos en el caso de Sony-JVC. De forma similar al caso anterior, aquí se representa la matriz de recompensas a la que se enfrentan. Las opciones de JVC se presentan en las filas y las de Sony en las columnas. Como antes, la primera cifra de las celdas es la recompensa del jugador de fila.

La decisión de innovar cuando los productos son sustitutivos.

Figura 21.7 La decisión de innovar cuando los productos son sustitutivos.

Comience con el jugador de fila

Comience con el jugador de fila y pregunte: «¿Cuál sería la mejor respuesta a la decisión del jugador de columna de innovar?»

Figura 21.7a Comience con el jugador de fila y pregunte: «¿Cuál sería la mejor respuesta a la decisión del jugador de columna de innovar?»

La mejor respuesta

La mejor respuesta sería No innovar, ya que la recompensa es –0,5 en lugar de –1,0. Coloque un punto en la celda inferior izquierda.

Figura 21.7b La mejor respuesta sería No innovar, ya que la recompensa es –0,5 en lugar de –1,0. Coloque un punto en la celda inferior izquierda.

La respuesta del jugador de fila

Luego, pregunte cuál sería la mejor respuesta del jugador de fila a la elección del jugador de columna de No innovar: la respuesta es Innovar. Coloque un punto en la celda superior derecha.

Figura 21.7c Luego, pregunte cuál sería la mejor respuesta del jugador de fila a la elección del jugador de columna de No innovar: la respuesta es Innovar. Coloque un punto en la celda superior derecha.

El razonamiento del jugador de columna

Ahora consideremos al jugador de columna. ¿Cuál sería la mejor respuesta a la estrategia de Innovar del jugador de fila? La respuesta es No innovar. Coloque un círculo abierto en la celda inferior izquierda; ahora habrá un punto dentro de un círculo.

Figura 21.7d Ahora consideremos al jugador de columna. ¿Cuál sería la mejor respuesta a la estrategia de Innovar del jugador de fila? La respuesta es No innovar. Coloque un círculo abierto en la celda inferior izquierda; ahora habrá un punto dentro de un círculo.

La respuesta del jugador de columna

Haga lo mismo para la respuesta del jugador de columna a la estrategia del jugador de fila de No innovar. Ahora hay un punto dentro de un círculo también en la celda inferior izquierda.

Figura 21.7e Haga lo mismo para la respuesta del jugador de columna a la estrategia del jugador de fila de No innovar. Ahora hay un punto dentro de un círculo también en la celda inferior izquierda.

Encontrar los equilibrios de Nash

Dondequiera que haya un punto dentro de un círculo en una celda, estamos ante un equilibrio de Nash, porque cada jugador está optando por su mejor respuesta a lo que hace el otro.

Figura 21.7f Dondequiera que haya un punto dentro de un círculo en una celda, estamos ante un equilibrio de Nash, porque cada jugador está optando por su mejor respuesta a lo que hace el otro.

Si Sony está segura de que JVC innovará, se estará enfrentando a una costosa batalla con cuantiosas pérdidas si al final gana JVC. Los pagos en la celda superior izquierda son negativos para ambas empresas porque los costos de desarrollar el nuevo producto y competir por la participación en el mercado no compensan la perspectiva incierta de ganancias en caso de que ganen. Por supuesto, si Sony supiera que JVC no iba a invertir, o que ganaría una batalla no muy costosa con su producto, entonces invertiría y obtendría los beneficios del ganador que se lo lleva todo, al tiempo que generaría pérdidas a JVC.

En definitiva, a veces sucede que hay menos innovación de la que sería socialmente deseable cuando las ideas son complementarias, y demasiada innovación cuando las innovaciones son sustitutivas.

El papel de las políticas públicas

Innovaciones complementarias

Si las recompensas de la matriz fueran conocidas por todos, entonces el gobierno sabría que la celda superior izquierda (Innovar, Innovar) de la figura 21.6 es el mejor resultado para la sociedad. Se podría, en el caso de las innovaciones complementarias, proporcionar a ambas empresas suficientes subsidios como para que consideren rentable realizar la inversión, independientemente de lo que haga la otra empresa. Otra opción más razonable sería ayudar a las dos empresas a cooperar en el proceso de innovación, garantizándoles que no se las acusará de prácticas en contra de la libre competencia en caso de que las decisiones consensuadas estén prohibidas por la legislación antitrust o alguna otra ley.

Pero el uso de políticas públicas para evitar un resultado desfavorable es un desafío mayor de lo que puede llegar a ilustrar este sencillo modelo. Es probable que haya más de dos innovadores potenciales y, por lo tanto, se estén proponiendo muchos diseños distintos de automóviles eléctricos y de sistemas de recarga. El gobierno tendría que elegir las empresas que cooperan y los términos en los que se produciría la cooperación. En este caso, las empresas tienen incentivos para destinar recursos a influir en las decisiones del gobierno (por medio de grupos de presión o lobbies). Como se verá en el capítulo 22, hay muchas razones por las que los gobiernos pueden no lograr el resultado socialmente beneficioso en casos como este.

Los intercambios privados también pueden desempeñar un papel importante. Si las propias empresas tienen mejor información que el gobierno, podrían participar en acuerdos privados. Esto es equivalente a la negociación entre entidades económicas privadas que se analizó en el capítulo 12 como una alternativa a la regulación gubernamental del uso de herbicidas químicos.

Finalmente, las empresas que desarrollen innovaciones complementarias prometedoras podrían acordar fusionarse para que, actuando como una sola empresa, el problema de coordinar las decisiones de innovación se convierta en una cuestión interna.

Innovaciones sustitutivas y estándares

Las innovaciones sustitutivas de la figura 21.7 presentan desafíos similares para la política gubernamental. Puede haber muchas innovaciones sustitutivas compitiendo. El Betamax de Sony y el VHS de JVC no fueron los únicos participantes en las primeras fases de las guerras de los formatos. Los gobiernos también podrían carecer de la información pertinente o estar bajo la influencia de uno de los competidores.

Como veremos más adelante, a veces una tecnología se impone a la otra. Por ejemplo, Betamax finalmente abandonó el mercado y VHS se convirtió en el estándar universal de cintas de video para uso doméstico. A veces, las empresas de un sector aplican los mismos estándares, porque así aumenta el tamaño del mercado y se beneficia a todas las compañías. Un ejemplo es la forma en que la industria naviera implementó el estándar para el tamaño de sus contenedores, lo que permitió que los camiones y los puertos fueran más eficientes y, por lo tanto, lograran economías de escala.

En este sentido, las agencias y entes públicos a menudo desempeñan un papel importante de cara a fomentar acuerdos entre las empresas de un sector sobre estándares técnicos. Estas agencias suelen ser organismos internacio­nales, como la Unión Internacional de Telecomunicaciones o la Comisión Europea. La UE, por ejemplo, ayudó a las empresas de telefonía móvil a ponerse de acuerdo sobre el estándar GSM para teléfonos y redes, lo que permitió a todos los fabricantes y operadores beneficiarse de un creciente mercado de telefonía móvil a escala europea, y a los consumidores beneficiarse de la facilidad de llamar a otras redes, pagando precios cada vez menores.

Ejercicio 21.4 Complementos

  1. Enumere algunos pares de innovaciones que son complementarias y algunos pares más de innovaciones sustitutivas.
  2. En el juego de la figura 21.6, ¿qué probabilidad de que una empresa elija «Innovar» haría rentable que la otra empresa elija «Innovar»? Explique su respuesta. (Sugerencia: compare los beneficios esperados de elegir cualquiera de las opciones, habida cuenta de que la probabilidad de que la otra empresa elija «Innovar» es x. ¿Qué rango de probabilidades daría un mayor beneficio esperado de elegir «Innovar»?)

Ejercicio 21.5 Sustitutos y complementos

  1. Regrese a la figura 4.16a y considere el juego entre Bettina y Astrid, en el que eligen si usar dos lenguajes de programación diferentes, C++ y Java. Describa las similitudes y diferencias en las estrategias, los resultados y el resultado óptimo de la figura 4.16 y el juego Sony-JVC que se muestra aquí.
  2. En la figura 21.7, para que innovar sea rentable, ¿con qué probabilidad debería elegir la otra empresa «No innovar»?

Ahora suponga que las decisiones en las figuras 21.6 y 21.7 se toman secuencialmente en lugar de simultáneamente. En el caso de los productos sustitutivos (Sony y JVC), suponga que JVC desarrolló su producto y lo puso en el mercado (o al menos convenció a Sony de que sin duda lo haría). En el caso de los productos complementarios (Plugcar y Netflex), suponga que Plugcar podría convencer a Netflex de que seguro que lanzará un nuevo automóvil eléctrico al mercado.

  1. Explique cuál sería el resultado en esos casos si las dos empresas tomaran sus decisiones secuencialmente en lugar de simultáneamente.

Pregunta 21.3 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

La siguiente matriz muestra los beneficios de dos empresas según si innovan o no. El primer número es el pago para la empresa A, mientras que el segundo número es el pago que obtiene la empresa B.

Según esta información, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • En este juego, las dos innovaciones son complementarias.
  • Hay dos equilibrios de Nash en este juego: (Innovar, Innovar) y (No innovar, No innovar).
  • La empresa B sin duda decidirá innovar debido a las ganancias potencialmente altas de la innovación.
  • La empresa A elegirá innovar si la probabilidad de inversión de la empresa B es del 75% o menos.
  • La recompensa de la innovación de uno disminuye por la innovación del otro. Por lo tanto, son sustitutivas.
  • Los dos equilibrios de Nash en este juego son (Innovar, No innovar) y (No innovar, Innovar).
  • La empresa B incurre en una gran pérdida si la empresa A también innova. Por lo tanto, no es seguro que la empresa B vaya a innovar.
  • Si la probabilidad de que la Empresa B elija Innovar es x%, entonces la Empresa A obtiene –x + 1,5 (1 − x) al elegir Innovar, en comparación con –0,5x al elegir No innovar. La empresa A prefiere innovar si –x + 1,5 (1 − x) > –0,5x, lo cual es cierto si x < 0,75.

21.4 Economías de escala y competencia en la que el ganador se queda con todo

La innovación implica desarrollar nuevos conocimientos y ponerlos en práctica. Recuerde que el conocimiento tiene dos particularidades. Es un bien público (el conocimiento que uno consume no resta de lo que está disponible para otros) y su producción y uso se caracterizan por rendimientos de escala extraordinariamente elevados y crecientes. Ya hablamos del conocimiento como un bien público en el capítulo 12. En esta sección, analizaremos las dos formas en que la innovación intensiva en conocimiento crea economías de escala.

El lado de la oferta: los costos de la primera copia y las economías de escala en la producción

costos de la primera copia
Costos fijos de la producción de un bien o servicio intensivo en conocimiento. También conocidos como: costes de la primera copia.

El costo de producción de la primera copia de un conocimiento nuevo es elevado, pero, una vez producida esta copia, su distribución a otros usuarios prácticamente no tiene costo. Debido a que los costos de la primera copia son muy altos en relación con los costos (variables o marginales) de la disponibilidad de productos adicionales, el conocimiento difiere de cualquier otro bien o servicio en cuanto a su producción y distribución. Veamos algunos ejemplos.

En el capítulo 7 estudiamos cómo establece una empresa sus precios y cómo decide cuánto producir. En la figura 21.8 mostramos un conjunto de curvas de costos para una empresa que produce un bien intensivo en conocimiento. Los números son hipotéticos y subestiman el nivel real de costos de primera copia en relación con el costo marginal. El eje vertical no está dibujado a escala para facilitar la visualización de la figura.

Una empresa que produce un bien intensivo en conocimiento y que quiere obtener beneficios, deberá cubrir su costo de primera copia. Para hacerlo, el precio deberá ser al menos tan alto como la curva de costo promedio y, por lo tanto, mayor que el costo marginal.

Esto significa que la producción de bienes intensivos en conocimiento no puede describirse según el modelo de mercados competitivos del capítulo 8, donde el precio es igual al costo marginal (P = CMg), sino siguiendo el modelo de empresas que fijan los precios presentado en el capítulo 7, donde se suponía que P > CMg debido a la competencia limitada. En el presente capítulo, esto es una consecuencia inevitable de los costos de primera copia e, independientemente de cuántos competidores haya, el precio no bajará hasta el costo marginal como consecuencia de la competencia.

Un bien intensivo en conocimiento: costos marginal, medio y de primera copia.

Figura 21.8 Un bien intensivo en conocimiento: costos marginal, medio y de primera copia.

En apartados anteriores de este capítulo (y en los capítulos 1 y 2), explicamos que, en ausencia de derechos de propiedad intelectual, la competencia de las empresas seguidoras y de los imitadores terminaría por eliminar las rentas de innovación obtenidas por los primeros adoptantes de una nueva tecnología o un nuevo producto. Así es como se produce la difusión de una nueva tecnología y, como resultado, los precios son más bajos. El mismo proceso se dará cuando los costos de la primera copia sean elevados. Otras empresas se pondrán a copiar al innovador hasta que se eliminen los beneficios económicos (rentas), de modo que el precio que se cobre compense el costo medio de producción, incluido el costo del primer ejemplar y el costo de oportunidad de los bienes de capital utilizados. Pero, en esta situación, el precio que se cobra debe ser mayor que el costo medio (debido a los costos de primera copia, como se muestra en la figura 21.8). La figura 21.9, que presentamos a continuación, ilustra estos casos.

  Entrada restringida (DPI u otros) Entrada no restringida
Costos medios decrecientes Beneficios económicos
P > CM > CMg
Sin beneficios económicos
P = CM > CMg
Costos medios no decrecientes Beneficios económicos
P > CMg ⋛ CM
Sin beneficios económicos
P = CMg = CM

La curva de costo medio, los beneficios económicos y la competencia.

Figura 21.9 La curva de costo medio, los beneficios económicos y la competencia.

El lado de la demanda: economías de escala a través de efectos de red

externalidades de red
Externalidad de la acción de una persona sobre otra, que se produce porque los dos están conectados en red. Véase también: externalidad.

El valor de muchas formas de conocimiento aumenta a medida que lo usan más personas. Debido a que los beneficios para los usuarios aumentan si crece la red de usuarios, los rendimientos crecientes del lado de la demanda se denominan también externalidades de red. La externalidad consiste en que todos se benefician al sumarse un usuario adicional a la red.

Los idiomas son un buen ejemplo de este tipo de externalidades. Hoy en día, más de mil millones de personas están aprendiendo inglés, lo que representa más del triple de las personas que hablan inglés como primer idioma. La demanda del inglés no se debe a su superioridad intrínseca como idioma ni a su facilidad de aprendizaje (como muchos lectores ya sabrán), sino más bien al hecho de que este idioma lo habla un gran número de personas en muchas partes del mundo. Aunque hay muchos más hablantes de chino mandarín y de español como primer idioma, y casi la misma cantidad de hablantes de hindi y árabe, ninguno de estos cuatro idiomas es tan útil para comunicarse globalmente como lo es el inglés.

Tener un modelo concreto de consola de videojuegos es mejor si mucha gente tiene el mismo modelo, porque se producirán más juegos para ella. Una tarjeta de crédito es más útil cuantas más personas tengan la misma tarjeta, porque será aceptada en más tiendas como forma de pago.

¿Pero alguna vez se ha preguntado quién compró el primer teléfono y qué se proponía hacer con él? ¿O qué se podía hacer con la primera máquina de fax?

La patente de la tecnología que hay detrás del fax, un dispositivo para enviar imágenes de documentos vía línea telefónica, la presentó por primera vez Alexander Bain en 1843, aunque su innovación tuvo que usar el telégrafo, porque el teléfono no se había inventado todavía. Un servicio comercial que podía transmitir firmas manuscritas usando el telégrafo ya estaba disponible en la década de 1860. Y, sin embargo, el fax siguió siendo un producto muy minoritario hasta 120 años después, cuando se popularizó tanto que, en solo una década, casi todas las empresas instalaron su propia máquina de fax.

Estos ejemplos ilustran un aspecto importante de las economías de escala del lado de la demanda: hay pocos incentivos para ser los primeros en adoptar una tecnología con esta característica.

Otro aspecto que debemos conocer es que, si compiten dos versiones de este tipo de tecnología, la que obtenga mayor número de usuarios al principio tendrá ventaja, aunque la otra tecnología sea más barata o mejor. Para constatar esto, recordemos la guerra de formatos de video entre Sony y JVC.

El formato Betamax de Sony era superior –en términos de calidad de imagen y sonido– al formato VHS de JVC pero, a principios de la década de 1980, Sony cometió un error estratégico al limitar el tiempo de grabación a 60 minutos. Si los clientes querían utilizar la nueva Sony Betamax para grabar una película, tenían que cambiar la cinta en mitad de la grabación. Para cuando Sony extendió por fin la duración de grabación ininterrum­pida de las cintas a 120 minutos, ya había más usuarios de VHS que de Betamax y este último formato prácticamente desapareció.

competencia en la que el ganador se queda con todo
Las empresas que entran primero en un mercado, a menudo logran dominarlo todo, al menos temporalmente.

La guerra entre formatos de video y sus consecuencias constituye un ejemplo de un caso de competencia en la que el ganador se queda con todo, donde las economías de escala en producción o distribución otorgan una ventaja competitiva dominante a la empresa con mayor cuota de mercado. Este tipo de competencia en la que el ganador se queda con todo no selecciona necesariamente a los mejores.

Para comprender su funcionamiento, la figura 21.10 muestra un modelo de competencia basado en el caso de Sony y JVC. La longitud del eje horizontal es la cantidad de personas que compran el Betamax de Sony o el VHS de JVC. Suponemos que el precio de los dos productos es idéntico.

Para simplificar nuestro ejemplo, supongamos que el valor de usar el producto para un nuevo usuario es aproximadamente el número de personas que en la actualidad utilizan el producto, n, multiplicado por un índice de calidad del producto, q. El beneficio neto de comprar un bien es, por tanto, igual al beneficio de usar el bien, qn, menos el precio que el consumidor paga, p. Bajo estos supuestos, el valor neto de comprar el producto se puede expresar como Π = qnp. Los productos de mayor calidad tienen un valor más alto del índice q, de modo que los consumidores que deciden entre dos productos con la misma cantidad de usuarios y el mismo precio, preferirán productos de mayor calidad.

La cantidad de personas que compra Betamax se mide de izquierda a derecha, comenzando desde cero y extendiéndose potencialmente hasta llegar al mercado completo. La línea azul muestra los beneficios netos del uso de Betamax para los consumidores. Su ecuación es ΠB = qBnBp, donde el superíndice «B» indica Betamax. Si todos los consumidores compran Betamax, el valor para cada comprador se presenta en la figura, ΠBmax, que es igual a qBntotalp. Si nadie más compra Betamax, el valor para ese primer comprador es negativo e igual al precio pagado, que se indica en la intersección del eje vertical de la izquierda por debajo del eje horizontal.

En la misma figura, el valor neto del producto VHS de JVC viene dado por la línea roja cuya ecuación es ΠV = qVnVp (donde el superíndice «V» representa VHS). Debido a que solo hay dos empresas compitiendo, el número de compras de VHS es el tamaño total del mercado, menos el número de consumidores que compra Betamax.

Supongamos que el formato Betamax es de mayor calidad. Dentro de nuestro modelo, esto significa que qB > qV. Esto implica que, si todos compraran Betamax, el valor neto sería mayor que si todos compraran el formato VHS, es decir, ΠBmax > ΠVmax. En la figura 21.10, esto se ilustra por el hecho de que la intersección de la línea de Betamax con el eje derecho (todos los consumidores usan Betamax) está por encima de la intersección de la línea roja VHS con el eje izquierdo (todos usan VHS).

El valor neto de formar parte de una red.

Figura 21.10 El valor neto de formar parte de una red.

El beneficio neto de Betamax

El beneficio neto para un consumidor de Betamax viene dado por la línea azul, que se lee de izquierda a derecha.

Figura 21.10a El beneficio neto para un consumidor de Betamax viene dado por la línea azul, que se lee de izquierda a derecha.

Si todos compran Betamax

El beneficio neto para cada comprador se muestra en la figura con ΠBmax, que es igual a qBntotalp. Este es el caso donde Betamax es el formato ganador y acapara todo el mercado, como se muestra en el punto A.

Figura 21.10b El beneficio neto para cada comprador se muestra en la figura con ΠBmax, que es igual a qBntotalp. Este es el caso donde Betamax es el formato ganador y acapara todo el mercado, como se muestra en el punto A.

Si nadie compra Betamax

El beneficio neto para un comprador sería negativo e igual al precio pagado.

Figura 21.10c El beneficio neto para un comprador sería negativo e igual al precio pagado.

El beneficio neto de VHS

La línea roja proporciona el beneficio neto para un consumidor del formato VHS. El formato VHS es el ganador y acapara todo el mercado en el punto B.

Figura 21.10d La línea roja proporciona el beneficio neto para un consumidor del formato VHS. El formato VHS es el ganador y acapara todo el mercado en el punto B.

Para que Betamax rompa un monopolio de VHS

Para que el beneficio neto de Betamax sea mayor que el beneficio neto de VHS, haría falta que al menos 4000 compradores adquirieran una grabadora Betamax, lo que se muestra en el diagrama como todos los resultados a la derecha del punto C.

Figura 21.10e Para que el beneficio neto de Betamax sea mayor que el beneficio neto de VHS, haría falta que al menos 4000 compradores adquirieran una grabadora Betamax, lo que se muestra en el diagrama como todos los resultados a la derecha del punto C.

Lo primero que se desprende de esta figura es que muestra que, si todo el mundo compra VHS (punto B), un comprador nuevo seguramente preferirá VHS a Betamax. Para ver esto en el diagrama, mire el lado izquierdo del gráfico y considere un nuevo comprador. Para esta persona, el valor de VHS es alto (la intersección con el eje de la izquierda), mientras que el valor de Betamax es negativo. Esto se debe a que el nuevo usuario tendría que pagar el precio de la grabadora Betamax, pero no obtendría ningún beneficio porque no hay otros usuarios de este formato y, por lo tanto, no se proporciona ningún contenido de video. Esto es cierto, a pesar de que hemos asumido que Betamax cuesta lo mismo que VHS, y que la calidad de Betamax es mejor.

La segunda lección de la figura es que incluso si muchos consumidores (muchos, aunque menos de 4000) compraran Betamax, el nuevo consumidor preferiría VHS (la línea roja aún está por encima de la línea azul en ese punto). Para romper el monopolio de VHS, Betamax debería llegar al menos a 4000 compradores. Entonces pasaría a ser Betamax –y no VHS– quien ofrecería un mayor valor, y podría finalmente hacerse con todo el mercado (en el punto A).

lock-in
Consecuencia de los efectos externos de la red que crean una competencia del tipo en el que el ganador se queda con todo. El proceso competitivo culmina en un resultado que es difícil de cambiar, incluso si los usuarios de la tecnología consideran que una innovación alternativa es superior.

Por lo tanto, el ganador no es necesariamente la mejor alternativa en calidad. Esta situación se denomina también lock-in o mercado cautivo, dado que las externalidades de red provocan que el ganador se queda con todo el mercado. El proceso competitivo lleva a un resultado difícil de cambiar, incluso si los usuarios de la tecnología consideran que una innovación alternativa es superior.

Sin embargo, la realidad es más compleja de lo que muestra este modelo. Hay muchos ejemplos sobre innovación en la economía del conocimiento en los que este proceso se revierte.

Por ejemplo:

Pregunta 21.4 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

La figura 21.8 muestra las curvas de costos para una empresa que produce un bien intensivo en conocimiento.

El costo marginal es constante y asciende a 1 dólar para toda la producción Q. Con base en esta información, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • Con un costo positivo de primera copia y un costo marginal constante, el costo medio de la empresa siempre estará por encima de su costo marginal.
  • Al final, los costos medios de la empresa comenzarán a aumentar, en cuyo punto la producción de la empresa ya no se beneficia de las economías de escala.
  • El gobierno debería fomentar la competencia para bajar el precio a p = 1 dólar.
  • Un negocio de limpieza de automóviles a pequeña escala es un buen ejemplo de una empresa con la estructura de costos que se muestra en el gráfico.
  • Con un costo positivo de la primera copia (digamos F) y un costo marginal constante (CMg), el costo medio (CM) siempre superará al costo marginal en F/Q, ya que CM = CT/Q = (F + (CMg × Q))/Q = (F/Q) + CMg.
  • Con un costo positivo de primera copia (digamos F) y un costo marginal constante (CMg), el costo promedio (CM) siempre superará al costo marginal en F/Q, ya que CM = CT/Q = (F + (CMg × Q))/Q = (F/Q) + CMg. Ahora CM > CMg para todos los valores de Q, por lo que la curva CM siempre tendrá pendiente descendiente. Por lo tanto, la producción de la empresa siempre exhibirá economías de escala.
  • Una empresa que produce un bien intensivo en conocimiento necesita cubrir su costo de primera copia y, por lo tanto, debe cobrar un precio mayor que su costo marginal. Estaría incurriendo en pérdidas si el precio estuviera por debajo de su costo medio.
  • Un negocio de limpieza de automóviles a pequeña escala tendría un costo fijo inicial muy pequeño, solo el costo del equipo y un costo de capacitación prácticamente nulo. Es poco probable que se beneficie de muchas economías de escala.

21.5 Mercados de emparejamiento o bilaterales

Un mercado es una forma de encuentro entre personas que podrían beneficiarse del intercambio de un bien o servicio. Habitualmente se trata de potenciales compradores y vendedores de un producto, por ejemplo la leche, donde en un lado del mercado se encuentran los ganaderos que suministran el producto y en el otro están los consumidores que lo demandan. En el lenguaje cotidiano, un mercado también puede referirse a un espacio físico, como el mercado de pescado de Fulton que se describe en el capítulo 8, o un lugar donde se congregan vendedores de frutas, verduras o queso, esperando que acudan clientes potenciales. En estos mercados, a los compradores no les preocupa quién produjo el pescado o la leche que compran, y a los vendedores tampoco les importa quién está comprando, siempre y cuando alguien adquiera sus productos.

Mercados de emparejamiento o bilaterales

mercado de emparejamiento
Mercado que empareja a miembros de dos grupos distintos de personas. Cada persona presente en el mercado se beneficiaría de estar conectada con el miembro correcto del otro grupo. También conocido como: mercado bilateral.

El término mercado también se emplea para describir otro tipo de conexión entre personas en la que a los participantes sí les importa quién hay del otro lado. Esto es lo que la gente tiene en mente, por ejemplo, cuando hablamos del «mercado matrimonial». Muy pocas personas se casan de la misma manera que compran un cartón de leche en el supermercado. Al contrario, en el mercado matrimonial se trata de encontrar a una persona con la combinación de características que se consideran más deseables en un cónyuge. Los mercados de este tipo se conocen como mercados de emparejamiento o mercados bilaterales.

En nuestro video «Economistas en acción», Alvin Roth, un economista especializado en el diseño de mercados (y ganador del Premio Nobel en 2012 por sus investigaciones sobre este tema), explica cómo funcionan los mercados de emparejamiento.13 14

Desde el lanzamiento del sitio de subastas eBay, en 1995, hemos visto una proliferación de plataformas de Internet que conectan a personas con intereses distintos. Estas plataformas propor­cionan una tecnología que permite a los participantes beneficiarse del hecho de estar conectados en red; por tanto, son ejemplos de mercados bilaterales.

Otro ejemplo es Airbnb, una plataforma que pone en contacto a viajeros que buscan alquilar casas (o habitaciones) durante un periodo de tiempo corto, con propietarios que buscan obtener un ingreso alquilando su casa. Tinder hace lo mismo para quienes buscan una cita. Un servicio llamado JOE Network pone en contacto a empleadores con personas que acaban de doctorarse en Economía.

El Proyecto CORE en sí mismo consiste en un mercado de empareja­miento, ya que proporciona una plataforma digital para que investigadores, docentes y estudiantes de Economía se conecten de forma mutuamente beneficiosa, aunque no es realmente un mercado porque los servicios que se ofrecen –tanto los contenidos que elaboran los investigadores como el libro electrónico que se ofrece a los lectores– no se pagan.

Estas plataformas de emparejamiento han ido ganando importancia en vista de la magnitud de las conexiones de red que se pueden realizar en la actualidad. Ahora bien, por más que las conexiones a esta grandísima escala sean ahora técnicamente factibles, no hay ningún mecanismo que garantice el emparejamiento en estos mercados, incluso a pesar de generar grandes beneficios para sus participantes.

En una etapa inicial, estos mercados se enfrentan a un problema parecido al del huevo y la gallina. Piense en Airbnb: esta plataforma gana dinero al cobrar una comisión por cada transacción que se realiza. Sin embargo, a menos que haya un gran número de solicitantes de apartamentos que consulten su web, ningún propietario querrá anunciar su apartamento en Airbnb. Y viceversa: sin apartamentos para alquilar, Airbnb no podrá ganar dinero, por lo que no habría ningún incentivo para crear la plataforma.

Un modelo de mercado de emparejamiento bilateral

complementos estratégicos
Para dos actividades A y B: cuanto más se realiza A, mayores son los beneficios de realizar B, y cuanto más se realiza B, mayores son los beneficios de realizar A.

Desde una perspectiva económica, estas dos actividades –buscar y publicar un apartamento en la web de Airbnb– se consideran complementos estratégicos. Este término significa que cuanto más se realice la primera actividad (búsqueda), más beneficios obtendrán quienes lleven a cabo la segunda actividad (publicación) y viceversa. El carácter complementario de estas actividades está estrechamente relacionado con las externalidades de red típicas de la innovación que analizamos en la sección anterior –el beneficio de usar un formato de video determinado aumenta con el número de personas que usan dicho formato–; sin embargo, en este caso, el beneficio externo no depende del número total de personas que utilizan la plataforma, sino del número de miembros del grupo opuesto que se encuentren en la plataforma (quienes buscan apartamento frente a quienes lo ofrecen).

La figura 21.11a ilustra un problema similar al del huevo y la gallina. Comenzamos con la cantidad de apartamentos publicados en Airbnb. Las personas anuncian su apartamento porque creen que quienes busquen apartamento verán la publicación y al final alguien acabará alquilándolo. Si hay pocas personas buscando en Airbnb, serán pocos los propietarios de apartamentos que piensen que vale la pena publicar su apartamento en esta web.

La curva de «oferentes» muestra cuántos apartamentos se publicarán hipotéticamente en respuesta a cada posible número de solicitantes de apartamentos que consultan el sitio. Como se ilustra en la figura, a menos que más de 500 personas busquen un apartamento en esta web, ningún propietario de apartamento publicará una oferta de alquiler de su casa a través de Airbnb. Esto se observa en la intersección entre la curva de los oferentes y el eje horizontal. A partir del momento en que el número de solicitantes de apartamentos que visitan el sitio web supera los 500, un número cada vez mayor de propietarios publicará su propiedad. Pero hay un límite para la cantidad de personas que querrán alquilar su casa temporalmente, por lo que la curva de oferentes se vuelve horizontal a medida que avanzamos hacia la derecha.

La situación es similar para quienes buscan alquilar un apartamento. El número de personas que visitan la web de Airbnb depende de la cantidad de apartamentos que se publiquen en esta. Siempre que se publique más de un número mínimo de apartamentos (en el gráfico son más de 200), habrá personas que busquen apartamento en esta web. Esto se observa en la intersección de la curva de buscadores con el eje vertical. La curva de «buscadores» muestra que, cuantos más apartamentos se publiquen, más personas buscarán.

Un mercado de emparejamiento o bilateral: el caso de Airbnb.

Figura 21.11a Un mercado de emparejamiento o bilateral: el caso de Airbnb.

Número de buscadores de apartamentos que visitan el sitio web de Airbnb

Depende del número de personas que publican un anuncio de alquiler de un apartamento.

Figura 21.11aa Depende del número de personas que publican un anuncio de alquiler de un apartamento.

Número de ofertas de alquiler de apartamentos publicadas por los propietarios

Depende de la cantidad de buscadores de apartamentos que consulten el sitio web de Airbnb.

Figura 21.11ab Depende de la cantidad de buscadores de apartamentos que consulten el sitio web de Airbnb.

Punto Z

En Z, las dos curvas se cruzan. Este punto es un equilibrio de Nash.

Figura 21.11ac En Z, las dos curvas se cruzan. Este punto es un equilibrio de Nash.

Si los buscadores de apartamentos no consultan el sitio web

Ningún propietario publicará el anuncio de alquiler de su apartamento. Por lo tanto, nadie hace nada, que es otro equilibrio de Nash que se muestra en O.

Figura 21.11ad Ningún propietario publicará el anuncio de alquiler de su apartamento. Por lo tanto, nadie hace nada, que es otro equilibrio de Nash que se muestra en O.

Punto A

En A, las curvas también se cruzan, pero ese punto no es un equilibrio de Nash.

Figura 21.11ae En A, las curvas también se cruzan, pero ese punto no es un equilibrio de Nash.

Para ver cómo funciona el mercado de Airbnb, piense en el punto Z del gráfico. Z es un resultado mutuamente congruente en el sentido de que:

Esto significa que los comportamientos de los oferentes y los buscadores de apartamentos son mutuamente congruentes en el punto Z, por lo que el punto Z es un equilibrio de Nash. Si el mercado está en el punto Z, con 700 apartamentos anunciados y 1800 solicitantes de apartamentos, ni los oferentes ni los demandantes querrán cambiar su comportamiento.

Pero observe que hay otros dos puntos en el gráfico con esta propiedad de coherencia mutua:

Para ver qué sucede en este último caso, supongamos que el número de solicitantes de apartamentos cae inesperadamente de 600 a 450. La mejor respuesta para los 250 propietarios de apartamentos que habían anunciado sus casas en Airbnb sería retirarse del mercado. Si todos los oferentes de apartamentos abandonan el mercado, los 450 solicitantes restantes también abandonarán el mercado. Por lo tanto, en la zona azul, se producirá un «círculo vicioso» de oferentes y buscadores abandonando el mercado cuyo resultado será que acabe no existiendo ningún mercado, lo que se representa en el punto O del diagrama.

equilibrio inestable
Equilibrio tal que, si un shock perturba el equilibrio, existe una tendencia posterior a alejarse aún más del equilibrio.
punto de inflexión
Equilibrio inestable en la frontera entre dos regiones caracterizado por el movimiento claro de alguna variable. Si la variable toma un valor de un lado, la variable se mueve en una dirección y, del otro lado, se mueve en dirección opuesta. Véase también: burbuja del precio de los activos.

Este proceso de ajuste es similar al ejemplo que se estudió en el capítulo 11 sobre los precios de la vivienda y el valor de los activos duraderos. Un pequeño movimiento desde el punto A conduce a un proceso acumulativo que lleva a alejarse cada vez más de A, por lo que decimos que el punto A es inestable. Este tipo de situaciones se denominan a veces puntos de inflexión.

Dado el problema del huevo y la gallina, ¿cómo ha podido surgir Airbnb? El punto Z es un equilibrio de Nash, pero, ¿cómo puede llegar el mercado hasta este punto?

Si un número suficiente de buscadores de apartamento (más de 600) aparece de alguna manera en el sitio web, entonces más de 250 propietarios publicarán sus apartamentos en la plataforma. O si, por alguna razón, 300 propietarios publican sus apartamentos, entonces más de 600 buscadores tendrán incentivos para visitar Airbnb.

La figura 21.11b muestra que, en estos casos, tendrá lugar un círculo virtuoso de buscadores y oferentes entrando en el mercado, y el tamaño de ambos grupos crecerá hasta los 700 oferentes y 1800 demandantes o buscadores.

Un mercado de emparejamiento o bilateral: el caso de Airbnb.

Figura 21.11b Un mercado de emparejamiento o bilateral: el caso de Airbnb.

Mucha gente busca apartamentos

Considere el caso donde hay 876 buscadores pero solo 300 oferentes, en el punto B.

Figura 21.11ba Considere el caso donde hay 876 buscadores pero solo 300 oferentes, en el punto B.

Se unen al mercado nuevos oferentes

Esto anima a los nuevos oferentes a publicar el anuncio de alquiler de su apartamento en su sitio (punto C) …

Figura 21.11bb Esto anima a los nuevos oferentes a publicar el anuncio de alquiler de su apartamento en su sitio (punto C) …

Nuevos buscadores que responden

Esto a su vez atrae a nuevos buscadores de apartamentos.

Figura 21.11bc Esto a su vez atrae a nuevos buscadores de apartamentos.

Un equilibrio estable

La espiral ascendente conduce al punto Z, que es un equilibrio estable de Nash.

Figura 21.11bd La espiral ascendente conduce al punto Z, que es un equilibrio estable de Nash.

Un resultado mejor

Comparando los tres equilibrios, el punto Z es el preferido, mejor que el caso de que no haya mercado, y mejor que el equilibrio inestable del punto A.

Figura 21.11be Comparando los tres equilibrios, el punto Z es el preferido, mejor que el caso de que no haya mercado, y mejor que el equilibrio inestable del punto A.

Esta figura muestra por qué se puede terminar en una situación sin mercado o en un mercado con 1800 buscadores y 700 oferentes. Para entender que la segunda situación es preferible a la primera, piense en una transacción en particular: todos los que ofrecen y buscan casa lo hacen voluntariamente, por lo que todos deben ver un beneficio personal en hacerlo. Cuando uno de los que buscan se pone de acuerdo con un oferente, ambos se benefician (de lo contrario, no llegarían a un acuerdo). Esto es así para todos los participantes del mercado, luego la existencia del mercado debe ser mejor que su no existencia.

La gráfica también muestra que el mercado puede existir y persistir si, de alguna manera, comenzáramos con más de 600 buscadores y/o 250 oferentes. Pero se trata de un si complicado.

Fallos de mercado en mercados de emparejamiento

El desafío de la política económica en este aspecto consiste en encontrar la forma de garantizar que alguien cree plataformas que generen suficientes beneficios para sus participantes como para justificar el costo. A veces el sector público desempeña este papel en la creación de la plataforma, como en el caso de Internet o en los mercados físicos de ciudades y pueblos. Pero en muchos otros casos (como en Airbnb, Tinder y muchas otras plataformas privadas), la existencia de un mercado de emparejamiento bilateral no es más que el resultado fortuito de que alguien tenga una idea y los recursos necesarios para lanzar un proyecto arriesgado y a gran escala.

Por ejemplo, para resolver el problema de arranque en el mercado de Airbnb, el creador de la plataforma podría haber pagado a los primeros 250 oferentes para que anunciaran sus apartamentos, lo que podría haber iniciado un ciclo virtuoso de buscadores y oferentes adicionales que se van uniendo progresivamente al mercado.

Una estrategia para enfrentarse al problema del huevo y la gallina consiste en cobrar precios bajos o nulos a un grupo de usuarios, lo que a su vez atraerá al otro grupo. Por ejemplo, Adobe permite descargar su lector de PDF sin costo alguno. Si muchas personas leen documentos en archivos PDF, esto incentiva a los creadores de documentos a pagar por Adobe Acrobat, el software utilizado para crear archivos PDF.

Si bien algunos mercados de emparejamiento, como Wikipedia, no están diseñados para ser generadores de ingresos, la mayoría sí lo están. De hecho, algunos de los creadores de plataformas que han acabado siendo de uso generalizado han amasado una fortuna extraordinaria. En 2017, Facebook se valoraba en 245 000 millones de dólares y Mark Zuckerberg, fundador de la compañía, era el propietario del 28,4% de la empresa.

Estas rentas de innovación, a diferencia de las asociadas con las innovaciones técnicas como la hiladora Jenny que estudiamos en el capítulo 2, no necesariamente se acaban perdiendo con un aumento de la competencia porque los potenciales competidores se enfrentan al mismo problema del huevo y la gallina que tuvieron que resolver los innovadores para tener éxito.

El problema es similar al ejemplo de la interacción estratégica entre Plugcar y Netflex que hemos comentado anteriormente en este mismo capítulo. Es probable que muchos mercados de emparejamiento potencialmente beneficiosos para ambas partes no existan (o no existan todavía) debido a este problema del huevo y la gallina. Por ejemplo, en los últimos tiempos ha habido poca competencia nueva en el sector de las tarjetas de crédito. Es difícil persuadir a los comerciantes para que acepten un nuevo tipo de tarjeta si solo unos pocos compradores la usan. De igual modo, es complicado alentar a los compradores a tener una tarjeta que no muchos comerciantes aceptan.

Un catálogo de políticas

Las últimas tres secciones han analizado tres razones por las que la competencia en el mercado no puede, por sí misma, generar un proceso de innovación eficiente: las externalidades (efectos de red), los bienes públicos y las economías de escala. Las políticas públicas pueden fomentar innovaciones útiles y acelerar su difusión a todos los usuarios que puedan beneficiarse de ellas. Ya hemos mencionado la posible función coordinadora de las normas establecidas por el gobierno.

En las siguientes tres secciones estudiaremos otros dos tipos de políticas públicas:

Ejercicio 21.6 Comprender los mercados bilaterales

Vea el video de «Economistas en acción» de Alvin Roth. Según la información del video, responda las siguientes preguntas:

  1. ¿En qué se diferencian los mercados bilaterales de los mercados de productos básicos?
  2. Incluso si un mercado pudiera suponer una mejora en términos de Pareto, ¿por qué podría no existir? Describa cómo el programa New England ayudó a resolver un problema de «mercados repugnantes».
  3. ¿Cuáles son algunos aspectos de la relación entre compradores y vendedores que podrían ser una fuente de fallos de mercado en mercados bilaterales?

Ejercicio 21.7 ¿Por qué las curvas en el modelo de mercados bilaterales tienen pendiente ascendente?

Explique por qué ambas curvas en el modelo de mercados bilaterales o de emparejamiento, según se muestran en la figura 21.11a, tienen pendiente ascendente. (Sugerencia: recuerde que publicar ofertas de alquiler de apartamentos (oferta) y buscar apartamentos (demanda) son complementos estratégicos).

Ejercicio 21.8 Oferentes y buscadores no emparejados en un modelo de mercado bilateral

Suponga que, por alguna razón, hay 1850 buscadores y 750 oferentes en el modelo de mercados bilaterales de la figura 21.11a. Localice este punto en la figura. ¿Cómo responderían los oferentes al número de buscadores? ¿Cómo responderían los buscadores al número de oferentes? ¿A qué punto se movería el mercado y por qué?

Ejercicio 21.9 El huevo y la gallina

Plataformas como Airbnb, Uber, YouTube y eBay han superado con éxito el problema del huevo y la gallina mencionado anteriormente.

  1. Elija una de las plataformas mencionadas con anterioridad. ¿Cuáles son las ganancias que ofrece esta plataforma y qué otros mercados han perturbado?
  2. ¿Qué factores hicieron posible que esta plataforma perturbara los mercados existentes?

Pregunta 21.5 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

La figura 21.11a muestra un mercado hipotético para Airbnb, un servicio que conecta a los viajeros que buscan alquileres de apartamentos a corto plazo con propietarios que desean alquilar su casa mientras están fuera.

Según esta información, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • No habrá publicación de ofertas de alquiler de apartamentos cuando el número de personas que buscan sea inferior a 200 y, por otro lado, no habrá búsqueda cuando el número de apartamentos publicados sea inferior a 500.
  • Hay tres equilibrios de Nash estables.
  • Mientras haya más de 200 buscadores y 500 apartamentos publicados, siempre habrá un número positivo de coincidencias.
  • Un número inicial de 2000 buscadores y 800 oferentes generaría un equilibrio de 1800 buscadores y 700 apartamentos publicados.
  • Los números van al revés: no hay oferentes cuando los buscadores son menos de 500 y no hay buscadores cuando los oferentes son menos de 200.
  • Efectivamente, hay tres equilibrios de Nash, en los puntos O, A y Z. Dos son estables (O y Z) mientras que uno es inestable (A).
  • Para un número de buscadores entre 500 y 600, y un número de oferentes entre 200 y 250, habrá un proceso en espiral descendente donde los números en ambos lados del mercado se reducen a cero, alcanzando el equilibrio de Nash de actividad cero (punto O)
  • Inicialmente, hay algunos buscadores y oferentes que no logran emparejarse, por lo que abandonan el mercado. Finalmente, el mercado alcanza un equilibrio (punto Z), donde todos los buscadores y oferentes se benefician de estar en el mercado.

21.6 Derechos de propiedad intelectual

La protección que ofrecen las patentes para quienes innovan resulta innecesaria cuando se puede impedir la copia por medio del secreto o las normas sociales. Por ejemplo, la fórmula de Coca-Cola ha permanecido en secreto durante 100 años. La compañía afirma que solo conocen esta fórmula dos ejecutivos que jamás viajan en el mismo avión. Un plato de autor de un chef no es un secreto, pero las normas sociales, generalmente aceptadas entre chefs, hacen que los costos de copiar una receta sin permiso del autor sean extraordinariamente altos. Por la misma razón, los humoristas rara vez copian las bromas de sus colegas sin su consentimiento.

En otros casos, aunque se conozca una innovación, el mismo producto puede incorporar barreras que dificultan la copia. Por ejemplo, la tecnología de marca de agua digital permitió distribuir música grabada que no se podía copiar (aunque fue por poco tiempo). Las compañías productoras de semillas lograron lo mismo al introducir maíz híbrido y otras variedades vegetales que no se reproducen bien.

Las empresas también pueden apoyarse en capacidades superiores y complementarias a un producto tecnológico para proteger sus rentas de innovación. Esas capacidades podrían consistir en una fuerza de ventas superior, la habilidad para llevar productos al mercado con mayor rapidez o contratos exclusivos con los proveedores de insumos.

patente
Derecho de propiedad exclusiva de una idea o invención por un determinado tiempo. Durante ese periodo, la patente permite que el propietario sea en la práctica un monopolista o usuario exclusivo.
marcas
Un logotipo, un nombre o un diseño registrado, generalmente asociados con el derecho a excluir a otros de su uso para identificar sus productos.
derechos de autor (copyright)
Derechos de propiedad sobre el uso y distribución de una obra original.

El secretismo, las barreras que dificultan las copias o las capacidades empresariales complementarias pueden no ser efectivas contra rivales que logran inventar el mismo producto de forma independiente o contra aquellos que realizan ingeniería inversa comenzando con el producto terminado y averiguando cómo se fabricó.

Para las nuevas ideas codificables (que pueden escribirse) y no excluibles (cuya imitación no se puede evitar), los gobiernos han creado leyes que protegen los derechos de propiedad intelectual. Hay muchos tipos de derechos de propiedad intelectual, pero los más utilizados son las patentes, las marcas registradas y los derechos de autor. Los tres otorgan al titular el uso exclusivo de aquello que cubre el derecho durante un periodo de tiempo designado. En términos económicos, el titular del derecho de propiedad intelectual se convierte en un monopolista temporal.

Derechos de propiedad intelectual

Las ideas codificables y no excluibles pueden protegerse mediante las siguientes modalidades de derechos de propiedad intelectual:

Patentes

Las patentes requieren que el innovador revele su idea en un documento de solicitud de patente, examinado por una oficina de patentes y posteriormente publicado. Si los examinadores consideran que la idea es lo suficientemente nueva e ingeniosa, entonces otorgarán una patente al innovador. En la mayoría de los casos, una patente concede al innovador el derecho a llevar ante la justicia a cualquier imitador. Este derecho se otorga generalmente por 20 años y se puede extender a 25 años en el caso de las patentes farmacéuticas. Algunos países tienen duraciones distintas de la protección a través de patentes.

Marcas registradas

Una marca otorga al propietario de un logotipo, un nombre o un diseño registrado el derecho a excluir a otros de su uso para identificar sus productos. Las marcas registradas pueden tener vigencia indefinida. Las patentes y las marcas registradas generalmente se registran en una oficina de patentes y marcas.

Derechos de autor

Los derechos de autor otorgan al autor de un trabajo intelectual, como un libro, una ópera o un código de software, el derecho de privar a otros del derecho a reproducirlo, adaptarlo o venderlo. Los derechos de autor no suelen estar registrados. El autor debe plantear una reclamación si cree que se han violado sus derechos. La vigencia de los derechos de autor es superior a la de las patentes y se ha ampliado progresivamente: se aplican por un periodo mínimo de 25 años y, en EE.UU., su vigencia actual es de 70 años después de la muerte del creador. Los largos plazos de vigencia de los derechos de autor son objeto de controversia porque a menudo los beneficios van a manos de personas que no crearon el trabajo.

Cómo afectan los derechos de propiedad intelectual a la innovación

Hasta hace poco se pensaba que las patentes fomentaban el desarrollo y el uso de innovaciones, pero ahora los economistas e historiadores se están empezando a plantear si los derechos de propiedad intelectual promueven o más bien frenan la innovación. La respuesta a esta cuestión depende de dos efectos opuestos y de cuál de ellos sea más importante:

Un caso histórico es la máquina de vapor, una innovación clave para la Revolución Industrial. Durante el siglo xviii se inventaron varios tipos de motores de vapor, pero el tipo que tuvo más éxito fue el que patentó James Watt en 1769. Watt era ingeniero y no hizo nada para comercializar su innovación; de hecho, la producción industrial de su motor no comenzó hasta seis años después de haberlo inventado.

En un principio, Watt no tuvo en cuenta el valor comercial de la patente, pero el empresario Matthew Boulton compró una parte de la patente y persuadió a Watt para que se mudara a Birmingham (uno de los centros principales de la Revolución Industrial) para desarrollar su nuevo motor. Boulton también hizo campaña –con éxito– para que se extendiese el periodo legal de la patente de 14 a 31 años.

Licencias Creative Commons

Creative commons logo

El texto de CORE sobre Economía que está leyendo está disponible en línea bajo lo que se llama una licencia de derechos de autor Creative Commons.

  • Esta licencia permite a cualquier persona acceder a nuestro material curricular y usarlo sin fines comerciales, siempre y cuando citen a CORE como su creador.
  • Hacemos esto para que tantas personas como sea posible puedan acceder al trabajo de nuestros contribuyentes sin costo alguno, pero sin obtener ganancias.

Más adelante, Watt y Boulton recurrieron intensamente a la justicia para evitar que se vendieran otras máquinas de vapor, aunque fuesen diferentes al diseño de Watt. Entre ellas estaba la invención de Jonathan Hornblower, más eficiente que el motor de Watt. Watt y Boulton llevaron el caso de la patente de Hornblower a los tribunales y acabaron ganando el juicio en 1799.

Otro invento superior al original de Watt, obra de un empleado, se bloqueó cuando Watt y Boulton lograron ampliar su patente para cubrir el nuevo diseño, a pesar de que ninguno de los dos había participado en su desarrollo. Irónicamente, por otro lado, James Watt sabía cómo lograr que su máquina fuese más eficiente, pero no podía aplicar la mejora, que había sido patentada por otra persona.

Con la patente de Watt-Boulton, el Reino Unido añadió alrededor de 750 caballos de potencia por año a las máquinas de vapor. Ahora bien, en los 30 años posteriores a la expiración de la patente, se instalaron en Inglaterra más de 4000 caballos de potencia al año. La eficiencia del combustible, que apenas mejoró mientras la patente estaba en vigor, se multiplicó por cinco entre 1810 y 1835.

No hay duda de que la protección que ofrecen las patentes es esencial para el proceso de creación de nuevos conocimientos en algunos sectores. Cuando expira la patente de un fármaco exitoso (con ventas anuales de más de mil millones de dólares en EE.UU.), las empresas especializadas en copiar compuestos y vender versiones genéricas de los medicamentos pueden entrar en el mercado, por lo que el precio disminuye a medida que la empresa innovadora se enfrenta a una mayor competencia en precios. Las ganancias del propietario de la patente disminuyen significativamente. Las rápidas caídas en los beneficios demuestran que los monopolios creados por las patentes pueden ser inmensamente valiosos para el propietario de la patente, pero costosos para los usuarios de la innovación patentada.

Cuando se presentó el DVD, parecía evidente que la tecnología permitiría a los consumidores no solo poseer, sino también copiar música y películas en discos de alta calidad. Esto planteó un dilema importante para las industrias de la música y el cine. Este dilema se abordó con nuevas leyes que prohíbían alterar la gestión de derechos digitales (DRM por sus siglas en inglés), leyes que las compañías cinematográficas utilizaron para evitar que se copiara el contenido sin permiso. Estas mismas leyes se usan a menudo en la actualidad cuando los usuarios comparten contenido protegido por derechos de autor en Internet. En la actualidad, la tecnología DRM ayuda a proteger a las empresas que conocemos como proveedores de contenido, que utilizan Internet como plataforma de distribución: piense, por ejemplo, en una compañía de televisión que retransmite eventos deportivos en directo a computadoras y teléfonos móviles.

La figura 21.12 es una representación esquemática del proceso de innovación. Las flechas representan insumos y apuntan hacia el aspecto de la innovación al que afectan. La figura destaca cómo la creación de nuevos conocimientos siempre se basa en el conocimiento existente. Por ejemplo, Hornblower se basó en el diseño existente de Watt-Boulton para mejorar la eficiencia. Como en los primeros días de la Revolución Industrial, las patentes restringen la capacidad de aprovechar el conocimiento existente y, por lo tanto, pueden tener un efecto negativo en la innovación. No obstante, por otro lado, al garantizar unas rentas de innovación para los creadores, las patentes incentivan la innovación.

Patentes y producción de nuevos conocimientos.

Figura 21.12 Patentes y producción de nuevos conocimientos.

El conocimiento antiguo ayuda a crear conocimiento nuevo

Las patentes ralentizan este proceso. Como descubrieron Watt y Boulton, las patentes pueden impedir el uso de algunos aspectos del conocimiento antiguo que están patentados.

Figura 21.12a Las patentes ralentizan este proceso. Como descubrieron Watt y Boulton, las patentes pueden impedir el uso de algunos aspectos del conocimiento antiguo que están patentados.

Las patentes fomentan la innovación

La creación de nuevos conocimientos otorga a los inventores exitosos reconocimiento y rentas de innovación. Watt no inventó la máquina de vapor para beneficiarse de la patente que recibiría, pero otros innovadores están muy motivados por la posibilidad de comercializar sus inventos.

Figura 21.12b La creación de nuevos conocimientos otorga a los inventores exitosos reconocimiento y rentas de innovación. Watt no inventó la máquina de vapor para beneficiarse de la patente que recibiría, pero otros innovadores están muy motivados por la posibilidad de comercializar sus inventos.

Lenta difusión de las patentes

Las patentes evitan que otros innovadores obtengan todos los beneficios del nuevo conocimiento una vez que ha sido creado. Watt y Boulton lograron usar patentes para evitar que inventores rivales crearan sus propias –quizás mejores– máquinas de vapor.

Figura 21.12c Las patentes evitan que otros innovadores obtengan todos los beneficios del nuevo conocimiento una vez que ha sido creado. Watt y Boulton lograron usar patentes para evitar que inventores rivales crearan sus propias –quizás mejores– máquinas de vapor.

La historiadora económica Petra Moser estudió el número y la calidad de las invenciones técnicas que se mostraban en las exposiciones de tecnología de mediados del siglo xix y descubrió que los países que contaban con sistemas de patentes no eran más creativos que aquellos que no tenían patentes. En cambio, constató que las patentes sí que afectaban a los tipos de actividades innovadoras en las que los países destacaban.

Cuando los economistas no están de acuerdo Derechos de propiedad intelectual: ¿Dínamo o freno?

Recordemos que, en uno de nuestros videos de «Economistas en acción», F. M. Scherer argumenta que las patentes incentivan el I+D en las compañías farmacéuticas –a diferencia de muchos otros sectores, dice–, de tal manera que sigan desarrollando nuevos fármacos de gran éxito.

Petra Moser explica que la protección de los derechos de autor de las óperas italianas del siglo xix llevó a la creación de más y mejores óperas. Pero también presenta evidencia que sugiere que los derechos de propiedad intelectual pueden hacer más daño que bien al proceso de innovación si son demasiado amplios o demasiado a largo plazo.15 16

Ejercicio 21.10 Thomas Jefferson

Thomas Jefferson (1743–1826), el tercer presidente de Estados Unidos, señaló la naturaleza peculiar y maravillosa de una idea:

Su carácter peculiar … es que nadie posee menos porque los demás la posean por completo. El que recibe una idea de mí, recibe instrucción sin disminuir la mía; como el que enciende su candela [vela] con la mía, que recibe luz sin por ello oscurecerme. (“Thomas Jefferson a Isaac McPherson”, Escritos políticos, 1813)

Jefferson continuaba diciendo algo que incluso entonces era controvertido:

Sería curioso, entonces, si una idea, la fermentación fugitiva de un cerebro individual pudiera … reclamarse como propiedad exclusiva y estable.

Para él, otorgarle a un individuo el derecho exclusivo de poseer y excluir a otros del uso de una idea no tenía sentido, de la misma manera que no lo tenía que una persona se negase a decirle a otra qué hora del día era.

  1. Vuelva a escribir la primera parte de la cita de Jefferson utilizando los términos económicos que ha aprendido en este curso.
  2. ¿Está de acuerdo con la declaración de Jefferson de que las ideas no deben «reclamarse en propiedad exclusiva y estable»? ¿Por qué sí o por qué no?

Ejercicio 21.11 Cómo mejoraron los derechos de autor la ópera italiana y cómo debería limitarse ese tipo de protección

Vea nuestro video «Economistas en acción», en el que Petra Moser analiza la protección de los derechos de autor en las óperas italianas del siglo xix.

  1. Resuma la pregunta de investigación de Petra Moser y su enfoque para responderla.
  2. ¿Cuáles fueron los hallazgos de Petra Moser sobre patentes y derechos de autor?
  3. ¿Qué factores deben considerar los gobiernos al determinar el periodo de vigencia que establecen las leyes para la protección de DPI como las patentes y los derechos de autor?

Ejercicio 21.12 Derechos de propiedad intelectual

¿Por qué una extensión de los términos de derechos de autor (por ejemplo, una extensión de la vigencia de la protección) no cambia los incentivos a mejorar las obras intelectuales (textos y óperas) tanto como la introducción del derecho de autor en sí? En su respuesta, considere quién se beneficia de la ampliación de la vigencia de los derechos de autor.

Pregunta 21.6 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta con respecto a las leyes que protegen los derechos de propiedad intelectual?

  • Una patente es un derecho no registrado que otorga al productor de un trabajo intelectual (como un libro o código de software) el derecho de excluir a otros de reproducirlo, adaptarlo y venderlo.
  • Los derechos de autor se otorgan si se determina que una obra es suficientemente nueva e ingeniosa después de un examen por parte de la oficina de derechos de autor.
  • Las marcas registradas otorgan a los propietarios de un diseño registrado el derecho de excluir a otros de su uso.
  • Los economistas están de acuerdo en que las patentes, los derechos de autor y las marcas registradas promueven la innovación de manera inequívoca.
  • Las patentes se registran y se otorgan después de un examen por parte de la oficina de patentes. El derecho de autor es el derecho no registrado de excluir a otros de reproducir el trabajo del titular del derecho.
  • Esta declaración es para patentes y la oficina de patentes. Los derechos de autor no requieren un examen.
  • Esta es la definición de marca registrada.
  • Si bien los derechos de propiedad intelectual existen para proteger los ingresos resultantes de una innovación tecnológica, estos derechos también pueden obstaculizar la innovación cuando el nuevo conocimiento se basa en antiguo conocimiento que ya está protegido por derechos de propiedad intelectual. Los economistas no están de acuerdo sobre las condiciones en las que los derechos de propiedad intelectual promueven o destruyen la innovación.

21.7 Patentes óptimas: equilibrar los objetivos de invención y difusión

Las patentes nos enfrentan a un problema económico: encontrar un equilibrio entre los objetivos contrapuestos de emplear adecuadamente el conocimiento existente, dedicar suficientes recursos económicos y creatividad a producir nuevos conocimientos y difundir los nuevos conocimientos que se creen. Una «patente óptima» es aquella que promueve mejor el uso del conocimiento en la economía. Actualmente, los acuerdos gestionados por la Organización Mundial del Comercio, organismo que regula el comercio internacional, pueden limitar la capacidad de los países de elegir la duración de las patentes pero, si los gobiernos tuviesen total libertad de elección en este ámbito, ¿cómo decidirían la duración óptima de las patentes?

En la figura 21.13, primero consideramos la decisión de un innovador en el panel superior. Analice la figura 21.13 para comprender los costos y beneficios de la innovación y quién los recibe en cada momento.

Costos y rentas asociados con la innovación, para el inventor y para otros.

Figura 21.13 Costos y rentas asociados con la innovación, para el inventor y para otros.

El innovador incurre en unos costos

Los costos de la innovación se representan con el rectángulo rojo.

Figura 21.13a Los costos de la innovación se representan con el rectángulo rojo.

La innovación tiene éxito

La empresa obtiene rentas de innovación más allá de las ganancias económicas. Estas se representan con el rectángulo sobre la línea punteada de ganancias económicas cero.

Figura 21.13b La empresa obtiene rentas de innovación más allá de las ganancias económicas. Estas se representan con el rectángulo sobre la línea punteada de ganancias económicas cero.

Una patente

La empresa se beneficia de las rentas de innovación durante el periodo de vigencia de la patente.

Figura 21.13c La empresa se beneficia de las rentas de innovación durante el periodo de vigencia de la patente.

Los beneficios para otros en la economía

El panel inferior muestra los beneficios que surgen de la innovación. Si la innovación no existiera, no habría beneficios para otros.

Figura 21.13d El panel inferior muestra los beneficios que surgen de la innovación. Si la innovación no existiera, no habría beneficios para otros.

Una patente

La patente reduce los beneficios para otros, porque retrasa la copia y la difusión.

Figura 21.13e La patente reduce los beneficios para otros, porque retrasa la copia y la difusión.

En el panel inferior de la figura 21.13, se observan los beneficios que surgen de la innovación obtenidos por otros agentes distintos a los innovadores. Desde el punto de vista del innovador, el término patent cliff (literalmente, «acantilado de patentes») se refiere a la pronunciada disminución de las ganancias que acontece cuando expira la patente. Ahora bien, en el panel inferior vemos, desde la perspectiva de los otros agentes, el efecto opuesto: los beneficios de la innovación se disparan cuando expira la patente, porque la innovación ahora se puede difundir libremente por toda la economía.

Esto supone un dilema importante. Sin innovación, no hay beneficios para los demás y la probabilidad de la innovación aumenta con la duración de las patentes. Sin embargo, para cualquier innovación dada, los beneficios se reducen a medida que aumenta la duración de la patente. Las imitaciones tempranas de la innovación aportan beneficios a la economía, que se muestran en el rectángulo discontinuo del panel inferior.

Con base en lo anterior, podemos establecer que una patente de larga duración enfatiza los beneficios de la innovación rápida, y una de duración corta enfatiza los beneficios de la imitación rápida. Sin embargo, solo con los datos de la figura 21.13 no se puede determinar la duración óptima de las patentes.

El trade-off entre los beneficios de la difusión y de la invención

curvas isobeneficios totales
Combinaciones de la probabilidad de innovación y los beneficios totales para la sociedad resultantes de la innovación de una empresa que producen los mismos beneficios totales.

La figura 21.14 muestra los beneficios de la innovación para la sociedad en general. En el eje horizontal se muestran los beneficios totales para otros si la empresa innova. Denominaremos a estos beneficios B. En el eje vertical estimamos la probabilidad de innovación, llamada pI. Las curvas de pendiente descendente son curvas de indiferencia llamadas curvas isobeneficios totales. Los beneficios totales de la innovación para los demás son:

Curvas isobeneficios totales: trade-off entre los beneficios de la invención y su difusión.

Figura 21.14 Curvas isobeneficios totales: trade-off entre los beneficios de la invención y su difusión.

La curva isobeneficios totales

La curva de pendiente descendente es una curva de indiferencia, llamada curva isobeneficios totales. A lo largo de la curva, los beneficios totales derivados de una innovación son iguales a pIB y permanecen constantes.

Figura 21.14a La curva de pendiente descendente es una curva de indiferencia, llamada curva isobeneficios totales. A lo largo de la curva, los beneficios totales derivados de una innovación son iguales a pIB y permanecen constantes.

Rectángulos que tocan la curva

Todos los rectángulos que tocan la curva tienen la misma área, como ilustran los puntos C y D.

Figura 21.14b Todos los rectángulos que tocan la curva tienen la misma área, como ilustran los puntos C y D.

Una curva preferible

La curva isobeneficios totales más alta es preferible a la curva que pasa por C y D.

Figura 21.14c La curva isobeneficios totales más alta es preferible a la curva que pasa por C y D.

Invención y difusión factibles

¿Cuáles son las restricciones? ¿Qué limita los beneficios que se producirán si ocurre la innovación? Esto dependerá de la duración de la patente, porque se considera que un periodo más largo de protección a través de una patente aumenta, al menos inicialmente, la probabilidad de innovación (pI), pero también reduce los beneficios totales para otros (B) debido al retraso en la copia.

La innovación puede ocurrir también incluso sin patentes, como se muestra en el eje vertical de la figura 21.15. En estos casos, el innovador podría obtener rentas de innovación por ser el primero en el mercado, ya que los competidores tardarán un tiempo en alcanzarlo.

La figura 21.15 muestra que, a medida que aumenta la duración de las patentes (hacia la derecha a lo largo del eje horizontal), también lo hace la probabilidad de generar innovación, porque las rentas de innovación están aseguradas por un periodo de tiempo más largo. Sin embargo, después de un periodo concreto de protección por medio de patentes, la probabilidad de innovación comienza a disminuir debido a que las patentes a largo plazo evitarán que otros innovadores potenciales usen los conocimientos o procesos protegidos para desarrollar una idea.

Duración de la patente y probabilidad de innovación.

Figura 21.15 Duración de la patente y probabilidad de innovación.

La figura 21.16 presenta el trade-off o disyuntiva entre una mayor proba­bilidad de innovación y los beneficios totales para otros si la empresa innova.

Conjunto factible: probabilidad de innovación y beneficios para otros.

Figura 21.16 Conjunto factible: probabilidad de innovación y beneficios para otros.

Cada punto de la curva es el resultado de una determinada vigencia de patente, comenzando en el lado izquierdo con una patente que nunca caduca. A medida que avanzamos hacia la derecha, la duración de la patente disminuye. En principio, esto aumenta los beneficios para los demás si se produce la innovación y (como vimos en la figura 21.15) también aumenta la probabilidad de innovación. Esto se observa en la sección de pendiente positiva de la curva. Sin embargo, como también hemos visto, en algún momento habrá un trade-off: una reducción adicional en la duración de la patente disminuirá la probabilidad de innovación, a pesar de que aumentará los beneficios totales para otros. Esto se muestra en la sección de pendiente descendente de la frontera del conjunto factible.

Duración óptima de la patente

Si representamos el conjunto factible junto con las curvas isobeneficios totales, podemos determinar la duración de la patente que maximiza los beneficios esperados, de acuerdo con las restricciones impuestas por la disyuntiva o trade-off entre el incentivo a la innovación y la difusión. El nivel más alto alcanzable de beneficios totales se obtiene en el punto de tangencia de la curva isobeneficios totales con el conjunto factible (punto A en la figura 21.17).

Probabilidad óptima de innovación para la sociedad.

Figura 21.17 Probabilidad óptima de innovación para la sociedad.

Maximización de los beneficios esperados para la sociedad

Combinando el conjunto factible con las curvas de isobeneficios totales, podemos determinar la duración de la patente que maximiza los beneficios esperados para la sociedad en su conjunto.

Figura 21.17a Combinando el conjunto factible con las curvas de isobeneficios totales, podemos determinar la duración de la patente que maximiza los beneficios esperados para la sociedad en su conjunto.

El nivel más alto posible de beneficios totales

Se muestra en el punto A de tangencia de la curva isobeneficios totales con el conjunto factible.

Figura 21.17b Se muestra en el punto A de tangencia de la curva isobeneficios totales con el conjunto factible.

La probabilidad óptima de innovación.

Desde la perspectiva de la sociedad en su conjunto, la probabilidad óptima de innovación es p*.

Figura 21.17c Desde la perspectiva de la sociedad en su conjunto, la probabilidad óptima de innovación es p*.

Mayor probabilidad de innovación pero menores beneficios para la sociedad.

En E, con una patente más larga que la óptima de A, la innovación es más probable, pero, debido a una menor difusión, sus beneficios para la sociedad en su conjunto son menores, como muestra la curva isobeneficios totales más baja.

Figura 21.17d En E, con una patente más larga que la óptima de A, la innovación es más probable, pero, debido a una menor difusión, sus beneficios para la sociedad en su conjunto son menores, como muestra la curva isobeneficios totales más baja.

Este resultado en sí mismo no es una política de innovación, pero sí nos permite determinarla. Ahora podemos volver a la figura 21.15 y preguntarnos qué duración de la patente debería establecer un legislador para que las empresas innovadoras elijan la probabilidad óptima de innovación de la sociedad, p*. La figura 21.18 muestra la respuesta.

La duración óptima de la patente.

Figura 21.18 La duración óptima de la patente.

La probabilidad óptima de innovación

Dados los beneficios de la innovación para otros, establecimos en la figura 21.17 que p* es la probabilidad óptima de innovación. Esto puede indicarnos cuál debería ser la duración de las patentes.

Figura 21.18a Dados los beneficios de la innovación para otros, establecimos en la figura 21.17 que p* es la probabilidad óptima de innovación. Esto puede indicarnos cuál debería ser la duración de las patentes.

La duración óptima de las patentes

Si conocemos p*, podemos usar la figura 21.15 (la figura de la derecha aquí) para determinar la duración óptima de las patentes, d*.

Figura 21.18b Si conocemos p*, podemos usar la figura 21.15 (la figura de la derecha aquí) para determinar la duración óptima de las patentes, d*.

¿Y si no hubiera patentes?

Podemos ver que la innovación seguirá ocurriendo, pero por debajo del nivel óptimo para la sociedad.

Figura 21.18c Podemos ver que la innovación seguirá ocurriendo, pero por debajo del nivel óptimo para la sociedad.

Ejercicio 21.13 Patentes óptimas

  1. Considere dos tecnologías opuestas. Para una de ellas, la elección óptima del gobierno sería una patente de duración corta. Para la otra, en cambio, elegiría una patente de mayor duración. En cada caso, dibuje el conjunto factible y etiquete el punto óptimo, como en la figura 21.17. Suponga las mismas curvas isobeneficios totales.
  2. La duración de las patentes y los derechos de autor ha estado aumen­tando constantemente desde la Revolución Industrial. Explique por qué puede haber sucedido esto y argumente si podría ser algo bueno o malo.
  3. ¿Cómo deberían reaccionar las oficinas de patentes si las empresas buscan consolidar los monopolios de patentes patentando versiones mejoradas de la tecnología original en una fecha posterior? (Este es un proceso conocido como «perennizar», que describen C. Scott Hemphill y Bhaven N. Sampat en el Journal of Health Economics.)

Pregunta 21.7 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

La figura 21.13 muestra los costos y rentas asociados con la innovación para el inventor y otros.

Según este diagrama, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • Cuando no hay patente, la innovación se copia de inmediato.
  • En el momento en que expira la patente, el propietario de la patente «se cae por un precipicio de patente», es decir, pierde todas las rentas de innovación.
  • No hay ningún beneficio para otros por la innovación durante el periodo de la patente.
  • El beneficio que obtiene el innovador de la patente supera los beneficios perdidos por los demás.
  • El diagrama muestra que hay un periodo durante el que la innovación no se copia, a pesar de la ausencia de patente, lo que permite al innovador recuperar parte (o la totalidad) del costo de la innovación.
  • Como se muestra en la figura, los beneficios del titular de la patente vuelven a cero beneficios económicos una vez que la patente expira.
  • El diagrama muestra un beneficio pequeño pero positivo para otros durante el periodo de la patente.
  • En términos del tamaño del área, se muestra que los beneficios perdidos para los demás son mucho mayores que los beneficios obtenidos por el innovador.

Pregunta 21.8 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

El siguiente diagrama muestra la probabilidad de innovación a medida que aumenta la duración de las patentes.

Según esta información, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • No hay innovación en ausencia de patentes.
  • Una mayor duración de la patente siempre conducirá a un aumento en la probabilidad de innovación.
  • La parte del gráfico con pendiente descendente demuestra el trade-off o disyuntiva entre un mayor incentivo a innovar con base en unas mayores rentas de innovación y el desincentivo a los innovadores potenciales de usar conocimiento patentado.
  • La duración óptima de las patentes la determina el punto donde se maximiza la probabilidad de innovación.
  • La intersección positiva en el eje vertical implica que la innovación se produce incluso en ausencia de patentes.
  • Evidentemente no, como muestra el diagrama. En algún momento, las patentes a más largo plazo impedirán que los innovadores potenciales utilicen conocimientos ya patentados para seguir innovando.
  • La curva se inclina hacia abajo porque estos dos efectos funcionan en direcciones opuestas. En los puntos a la derecha del máximo, el desincentivo a la innovación debido a que las patentes evitan que otros innovadores utilicen el conocimiento, supera el efecto incentivador positivo del aumento de las rentas de innovación.
  • La duración óptima de las patentes depende de la probabilidad de innovación, así como de los beneficios totales para otros de la innovación, si esta se produce (que va disminuyendo a lo largo de la duración de las patentes). Por lo tanto, la duración óptima se produce a la izquierda del punto de probabilidad máxima.

21.8 Financiamiento público de infraestruc­turas básicas de investigación, educación e información

Los pros y contras de varios tipos de derechos de propiedad intelectual son solo una parte del problema que supone diseñar un sistema de innovación eficaz. Otro elemento importante es el papel del sector público. Recordemos, por ejemplo, la introducción de este capítulo, donde se presentaban casos en los que los efectos beneficiosos esperados en los mercados como consecuencia del uso generalizado de los teléfonos móviles terminaron por no materializarse porque faltaba la infraestructura pública necesaria, en su mayoría carreteras y medios de transporte. La provisión gubernamental de algunos bienes y servicios, como las carreteras que habrían permitido a los agricultores indios beneficiarse de su nuevo acceso a la información de precios, resulta esencial para la difusión de los beneficios de la innovación. Como veremos, los orígenes de la computadora y, por extensión, toda la revolución informática evidencian más claramente el papel esencial del gobierno en el proceso mismo de innovación.

Unas políticas públicas de innovación adecuadas pueden ayudar, principalmente, de dos maneras:

Investigación financiada por el sector público

La revolución de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se remonta a la construcción de las primeras computadoras electrónicas programables después de la Segunda Guerra Mundial, aunque, como con cualquier tecnología, algunos elementos son más antiguos. En particular, podemos remontarnos a principios del siglo xix, cuando Charles Babbage diseñó una máquina calculadora llamada Difference Engine en un erudito documento publicado en 1822 (cuyo desarrollo fue financiado por el gobierno británico). Sus ideas ayudaron a Ada Lovelace a desarrollar el primer programa informático.

Durante (y tras) la Segunda Guerra Mundial, los gobiernos británico y estadounidense fueron pioneros en la práctica de la informática electrónica programable. En Estados Unidos, se buscaba inicialmente apoyar el desarrollo de sistemas de misiles y el Proyecto Manhattan para desarrollar la bomba atómica. Estos proyectos exigían un gran número de cálculos rápidos de balística y predicción de reacciones atómicas. Los fondos públicos estadounidenses se destinaron a entidades privadas, como Bell Labs en Nueva Jersey, así como a centros de investigación públicos, como Los Alamos.

Hubo una estrecha cooperación entre el sector privado, las agencias gubernamentales, el ejército y las universidades. En 1946, esta interacción llevó a la construcción de la máquina ENIAC con el patrocinio del ejército: aunque no podía almacenar programas, se considera la primera computadora electrónica de la historia. Inmedia­tamente después, surgieron otras innovaciones, como el transistor o semiconductor, desarrollado por William Shockley en Bell Labs en 1948, o la creación de nuevas compañías, como Fairchild Semiconductor. En Estados Unidos, las ayudas gubernamentales a esta industria continuaron durante los años siguientes, con ejemplos tan significativos como el apoyo financiero a la creación de Internet (en 1969) en un proyecto financiado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, según sus siglas en inglés).

En el Reino Unido, los primeros avances importantes en informática surgieron en Bletchley Park, donde el matemático Alan Turing trabajó para descifrar el código Enigma empleado por el ejército alemán. Allí se desarrolló también la máquina Colossus, cuya existencia se mantuvo en secreto hasta la década de 1970. Más aún: en 1948, los científicos e ingenieros de Bletchley Park construyeron en la Universidad de Manchester (otra institución financiada con fondos públicos) la primera computadora del mundo de posguerra que almacenaba programas en su memoria, denominada «Baby». La explotación comercial de las computadoras fue desarrollada rápidamente por compañías como Ferranti.

Este patrón de financiación gubernamental en las primeras etapas de investigación –ya sea a través de agencias gubernamentales, incluidas las militares, o a través de universidades–, seguido de una fase de aplicaciones comerciales, es común en otros sectores de actividad económica. Además de las industrias informática y electrónica, Internet y la World Wide Web (creada por Tim Berners-Lee en el laboratorio de investigación CERN, financiado por un consorcio de gobiernos), los sectores farmacéuticos y biotecnológicos modernos y las aplicaciones comerciales de nuevos materiales, como el grafeno, tienen sus orígenes en la investigación básica financiada con fondos públicos y desarrollos de fases tempranas. Las pantallas táctiles y el ratón de la computadora también han sido el resultado de investigación financiada por el gobierno de Estados Unidos.17

Otro ejemplo que va en esta línea es el formato MP3, creado por un pequeño grupo de investigadores en un laboratorio público perteneciente a la Fraunhofer Gesellschaft, de Alemania. Esta innovación permitió reducir por un factor de 12 el tamaño de los archivos de audio, pero manteniendo la calidad del sonido. El MP3 hizo posible el intercambio de música a través de Internet y contribuyó a generar grandes cambios en la industria musical mundial. En un primer momento, las firmas comerciales no lo adoptaron como estándar, pero se difundió ampliamente porque sus creadores respondieron distribuyendo software de codificación entre los usuarios por un precio bajo y no persiguiendo a los hackers que, posteriormente, lo pusieron a disposición de forma gratuita.

Mariana Mazzucato, una economista especializada en las causas y los efectos de la innovación, utiliza el ejemplo de algunas de las innovaciones digitales básicas como Internet, el GPS o las pantallas táctiles, para demostrar que el gobierno tiene un papel esencial en la financiación de la investigación y la puesta en marcha de empresas tecnológicas. Mazzucato considera que el papel del gobierno no consiste solamente en llevar a cabo actividades que el mercado nunca emprenderá (probablemente porque sus rendimientos son demasiado inciertos y lejanos en el futuro), sino que también cumple un papel indispensable en la configuración de las actividades que desarrollará el sector privado. En su opinión, la inversión estratégica del gobierno estadounidense ayuda a explicar por qué las empresas de este país dominan las industrias de alta tecnología, incluidas la digital y la biotecnológica.

Concursos y premios

Otra política diferente para el apoyo a la innovación consiste en premiar el desarrollo exitoso de una solución a un problema que cumpla con algunas especificaciones. El ganador del premio será recompensado con el costo del desarrollo, en lugar de tener el monopolio de la idea o método desarrollado, y la innovación pasará inmediatamente al dominio público.

Por ejemplo, después del desastre de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, la XPrize Foundation ofreció un millón de dólares a quien pudiera mejorar significativamente la tecnología actual para la limpieza de vertidos de petróleo. En un año, un equipo de investigación ideó un método que cuadruplicó la tasa de recuperación estándar de la industria.

Un ejemplo más famoso de este tipo de políticas es la invención del cronómetro marino por el relojero John Harrison. Su dispositivo permitió realizar por primera vez una medición (razonablemente) precisa de la longitud geográfica de un buque en el mar. Harrison comenzó a trabajar en su cronómetro en 1730, en respuesta a una oferta hecha en 1714 por el gobierno británico que prometía un premio en efectivo (aproximadamente de 2,5 millones de libras en precios de 2014) por la invención de un dispositivo para medir la longitud geográfica. El enfoque que adoptó Harrison ante este desafío fue construir un reloj preciso y, al mismo tiempo, lo suficientemente pequeño como para transportarse por mar, que permitiera determinar con exactitud la hora de Greenwich en la que el sol alcanzara su cenit. Eso permitiría a su vez calcular la posición del barco al oeste de Greenwich, es decir, la longitud geográfica del punto en que se encontrara. El problema había captado la atención de algunas de las mentes más brillantes de la época, incluida la de Isaac Newton. Harrison produjo muchas versiones de su cronómetro, cada una mejor que la anterior, pero tuvo que litigar con el gobierno para que le pagaran el dinero del premio. La discusión surgió porque la solución propuesta por Harrison al problema era muy diferente a la esperada por el gobierno. No obstante, fue galardonado con una serie de pequeñas sumas de dinero a lo largo de los años.

Hoy en día, el Longitude Prize es un galardón financiado por el gobierno del Reino Unido. De manera poco habitual, el Longitude Committee, que otorgará el premio, pidió al público en general que escogiera entre seis desafíos a los cuales podrían dirigir el dinero del premio.

El público seleccionó el problema de la resistencia a los antibióticos que ya mencionamos en el capítulo 12, una elección que muchos expertos apoyarían. En cualquier caso, resulta interesante porque muchas personas son escépticas en cuanto a si las agencias gubernamentales son entidades aptas para elegir dónde se deben dirigir las inversiones en I+D, a pesar del historial de buenas decisiones de inversión en tecnologías durante y después de la Segunda Guerra Mundial.

Si usted cree que el público en general es mejor que los gobiernos para identificar los problemas más acuciantes a los que se enfrenta el mundo, entonces el Longitude Committee ha resuelto este problema estupendamente al permitirnos elegir.

Otro ejemplo de que estos concursos funcionan bien es la creación de premios para el desarrollo exitoso de medicamentos para enfermedades que tienden a ser ignoradas. Estos medicamentos tratan enfermedades que son comunes en partes del mundo en las que hay poca innovación farmacéutica porque el mercado privado para estas medicinas está limitado por los bajos ingresos de quienes padecen las enfermedades.18

Ejercicio 21.14 Investigación financiada por el gobierno

  1. ¿Cuáles son los argumentos a favor y en contra de la inversión gubernamental directa en la aplicación comercial de nuevas tecnologías?
  2. Describa las formas en que los gobiernos podrían elegir tecnologías para invertir, y así el proceso sea más transparente para los contribuyentes.
  3. ¿Cree que sería sensato involucrar a los contribuyentes en las decisiones sobre en qué tecnologías invertir? Explique su respuesta.
  4. ¿En qué tipo de tecnologías cree que deberían gastar más los gobiernos y qué tecnologías deberían dejar los gobiernos al sector privado? Explique su respuesta.

Pregunta 21.9 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

¿Cuál de las siguientes políticas promueve procesos eficientes de innovación?

  • premios a la innovación exitosa para resolver el problema de coordinación en la innovación de bienes sustitutivos entre sí
  • subvencionar el suministro de insumos para la innovación, como las infraestructuras públicas, investigación y educación, para mitigar el problema de la coordinación de las innovaciones complementarias
  • establecer un sistema de patentes para abordar la cuestión de los altos costos de la primera copia de innovaciones intensivas en conocimiento
  • promover la difusión de información a bajo costo
  • Aquí, el problema es la naturaleza de «el ganador se queda con todo» del mercado competitivo de productos sustitutivos entre sí (como el estándar de cinta de video Betamax de Sony frente al VHS de JVC). En cambio, las agencias del sector público deberían promover un acuerdo entre los participantes en la industria, por ejemplo, decidiendo sobre nuevas normas técnicas.
  • En esta situación, las empresas pueden ser reacias a invertir en una innovación, a menos que otras empresas inviertan en la innovación complementaria. El subsidio de insumos reduce los costos de innovación y aumenta la probabilidad de que las empresas inviertan.
  • Una patente permite al inventor beneficiarse temporalmente de su idea, lo que hará que los inventores estén más dispuestos a pagar los altos costos iniciales de la innovación.
  • La naturaleza de bien público del conocimiento producido implica que las empresas innovadoras no pueden captar todos los beneficios que generan sus innovaciones. Un sistema de patentes aliviaría este problema.

Pregunta 21.10 Escoja la(s) respuesta(s) correcta(s)

¿Cuál de las siguientes afirmaciones son correctas con respecto a las políticas públicas para la innovación?

  • El sector público no debe invertir en innovaciones cuyos rendimientos futuros estén demasiado lejanos e sean inciertos.
  • Si adquiriera participaciones de capital en empresas de innovación, el sector público mejoraría su capacidad de hacer cumplir la política de competencia.
  • El gobierno podría apoyar la innovación estableciendo un programa o sistema que otorgue un premio al desarrollo exitoso de una solución a un problema específico.
  • El sector público puede financiar investigaciones en etapas tempranas a través de entidades gubernamentales como el ejército o las universidades, cuyos resultados pueden luego usarse para aplicaciones comerciales.
  • Este es exactamente el tipo de innovaciones en las que el sector público debería invertir, en lugar de depender de las empresas.
  • Al sector público puede resultarle más difícil regular a empresas en las que tiene participación accionaria, para obligarlas al cumplimiento de la política de competencia o los estándares medioambientales.
  • Los ejemplos están en el texto.
  • Los ejemplos están en el texto.

21.9 Conclusión

El Reino Unido y los Países Bajos, cunas del capitalismo y la Revolución Industrial, no son los únicos países donde destaca la inteligencia y la creatividad de sus pueblos. China, donde se inventó el papel, la imprenta, la pólvora, la brújula y cientos de otras innovaciones importantes, ha demostrado que su sociedad es tan ingeniosa o incluso más que la de estas naciones. Otros países, especialmente Japón, han sido expertos en la adaptación y difusión de nuevos métodos e ideas. Ahora bien, el impulso combinado de las rentas de innovación y la competencia en los mercados, característico de la innovación y el proceso de difusión en el contexto del capitalismo, han hecho de este sistema económico un caso único por su gran dinamismo. Tanto es así que este sistema llegó a transformar radicalmente las economías británica y holandesa.

La política pública también juega un papel importante en este proceso. Para que surjan innovadores que se arriesguen a introducir un nuevo producto o proceso de producción, es crucial que las rentas que se generan con la innovación no vayan a manos de otros actores. Esto exige que los derechos de propiedad estén protegidos por un sistema legal que funcione bien, como sucedió en el Reino Unido, los Países Bajos y otras naciones que experimentaron pronto el despegue en el palo de hockey del ingreso per cápita.

Más recientemente, Silicon Valley, el sistema de innovación alemán y otros ejemplos exitosos de sistemas de innovación han recibido apoyo de sus respectivos gobiernos, que les proporcionan insumos complementarios, como infraestructuras físicas, investigación básica y educación pública, mercados garantizados (como los de bienes militares) y solo conceden al innovador un monopolio temporal para que la competencia acabe finalmente empujando los precios a la baja.19

En definitiva, esta combinación de incentivos privados y políticas públicas de apoyo explica por qué el capitalismo puede ser un sistema económico tan dinámico. Entre las consecuencias de ello se encuentran el aumento del nivel de vida en muchos países, medido por el ingreso per cápita (documentado en el capítulo 1) y la reducción en las horas de trabajo que vimos en el capítulo 3.

Pero recuerde que Joseph Schumpeter, el economista que más ha contribuido a nuestra comprensión actual de la innovación (estudiado en el capítulo 16), bautizó al proceso de cambio tecnológico como proceso de «destrucción creativa».

En este capítulo, hemos hecho hincapié en la parte creativa de la innovación: el desarrollo de nuevos procesos y productos que nos permiten ganarnos la vida trabajando cada vez menos. No obstante, en el capítulo 16, estudiamos las formas en que el proceso de cambio tecnológico también puede dejar a muchas personas sin trabajo y devaluar algunas habilidades que en otro tiempo eran respetadas y bien remuneradas. Y en el capítulo 20 vimos que el cambio tecnológico que produjo la expansión de la producción y la sustitución de la energía humana y animal por la energía basada en combustibles fósiles ha planteado importantes desafíos para nuestro medioambiente, incluso aunque las nuevas tecnologías permitan mantener la esperanza de que, con las políticas correctas, estos desafíos puedan abordarse.

Los economistas pueden ayudar a diseñar estas políticas y a evaluar los beneficios y costos de distintas formas de promover innovaciones beneficiosas y de abordar el aspecto «destructivo» de las nuevas tecnologías.

Conceptos introducidos en la capítulo 21

Antes de continuar, revise estas definiciones:

21.10 Referencias bibliográficas

  1. Swarns Rachel L. 2001. ’Drug Makers Drop South Africa Suit over AIDS Medicine’. New York Times. Actualizado el 20 de abril de 2001. 

  2. Sarah Boseley. 2016. ‘Big Pharma’s Worst Nightmare’. The Guardian. Actualizado el 5 de febrero de 2016. 

  3. ’To do with the price of fish’. The Economist. Actualizado el 10 de mayo de 2007. 

  4. Robert Jensen. 2007. ‘The Digital Provide: información (tecnología), rendimiento del mercado y bienestar en el sector pesquero del sur de la India’. The Quarterly Journal of Economics 122 (3): pp. 879–924. 

  5. Peter A. Hall y David Soskice. 2001. Varieties of Capitalism: The Institutional Foundations of Comparative Advantage. Nueva York, NY: Oxford University Press. 

  6. Stephen Witt. Cómo dejamos de pagar por la música. Barcelona: Contra, 2016. 

  7. David C. Mowery y Timothy Simcoe. 2002. ‘Is the Internet a US Invention? An Economic and Technological History of Computer Networking’. Research Policy 31 (8–9): pp. 1369–87. 

  8. Jerome S. Engel. 2015 ‘Global Clusters of Innovation: Lessons from Silicon Valley’. California Management Review 57 (2). pp. 36–65. University of California Press. 

  9. Anna Lee Saxenian. 1996. Regional Advantage: Culture and Competition in Silicon Valley and Route 128. Cambridge, MA: Harvard University Press. 

  10. Michele Boldrin y David K. Levine. 2008. Against Intellectual Monopoly. Nueva York, NY: Cambridge University Press. 

  11. János Kornai. 2013. Dynamism, Rivalry, and the Surplus Economy: Two Essays on the Nature of Capitalism. Oxford: Oxford University Press. 

  12. Marc Rysman. 2009. ‘The Economics of Two-Sided Markets’. Journal of Economic Perspectives 23 (3): pp. 125–43. 

  13. Marc Rysman. 2009. ‘The Economics of Two-Sided Markets’. Journal of Economic Perspectives 23 (3): pp. 125–43. 

  14. Alvin Roth. 1996. ‘Matching (Two-Sided Matching)’. Universidad Stanford. 

  15. Petra Moser. 2013. ‘Patents and Innovation: Evidence from Economic History’. Journal of Economic Perspectives 27 (1): pp. 23–44. 

  16.  Petra Moser. 2015. ‘Intellectual Property Rights and Artistic Creativity’. VoxEU.org. Actualizado el 4 de noviembre de 2015. 

  17. William H. Janeway. 2012. Doing Capitalism in the Innovation Economy: Markets, Speculation and the State. Cambridge: Cambridge University Press. 

  18. Michael Kremer y Rachel Glennerster. 2004. Strong Medicine: Creating Incentives for Pharma­ceutical Research on Neglected Diseases. Princeton, Nueva Jersey: Princeton University Press. 

  19. David S. Landes. Revolución en el tiempo. Barcelona: Crítica, 2007.